No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

Desalojan ambulantes a migrantes de la Garita de San Ysidro

Vendedores de la zona retiraron de forma violenta el plantón de migrantes que se encontraba instalado en un carril de la garita, maltratando incluso a niños.

Avatar del

Por Alejandra Pérez

Los centroamericanos tenían planeado estar en el lugar hasta que los atendieran.(Sergio Ortiz)

Los centroamericanos tenían planeado estar en el lugar hasta que los atendieran. | Sergio Ortiz

TIJUANA, B.C.- Migrantes fueron desalojados de la garita de San Ysidro por algunos vendedores ambulantes y tuvieron que regresar al campamento en El Chaparral bajo amenazas si volvían a la línea.

Su plan era mantenerse en el primer carril derecho vehicular de la garita, a donde arribaron desde el viernes por la tarde para ser escuchados por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Sin embargo, fueron desalojados el mediodía de ayer con lujo de violencia por algunos vendedores ambulantes de la zona, quienes manifestaron en el enfrentamiento a empujones que los dejaran trabajar.

Wendy, una de las migrantes, detalló que golpearon a adultos y niños por igual.

Llegaron, supuestamente pagados por alguien de aquí, el encargado de la cocina, y lo más triste fue que maltrataron mucho a los niños, y los policías decían que estaba bueno que les pegaran a los niños”, expresó.

“Ya venimos huyendo de los problemas de allá y nos venimos a meter a más acá, ya no queremos eso”, declaró.

Debido a que no fueron escuchados y los desalojaron de la garita, Wendy advirtió que formarán un grupo de migrantes y se pasarán a Estados Unidos sin esperar documentos.

Se registra una trifulca entre los migrantes y vendedores instalados en la línea de San Ysidro.Fotos: Alejandra Pérez

Publicado por FRONTERA en  Sábado, 24 de abril de 2021

“Íbamos a hacer algo y atacar a los de la cocina, pero no, lo que vamos a hacer es hacer un grupo e irnos, porque si no fuimos escuchados nos vamos a pasar”, indicó.

Juan Antonio Flores llegó a Tijuana hace unos días, y a pesar de que fue deportado hace dos años de Estados Unidos, busca de nuevo entrar a aquel país con tal de huir de la violencia.

“Vengo de Guatemala, 18 meses para llegar aquí, fui secuestrado, fuimos secuestradas 11 personas, a muchos les quitaron su dinero, a otros los balearon, les reventaron la cabeza, a una muchacha la violaron, son muchas cosas que peligramos”, manifestó.

Subrayó que se quedará en el campamento del Chaparral hasta que les den una respuesta del asilo político, y está dispuesto a unirse al grupo porque ya ha recibido amenazas.

“Ya tenemos mucho tiempo de estar caminando, sufriendo”, manifestó.

En esta nota

Comentarios