No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Policiaca

Encuentran enterrada a pareja de EU desaparecida

Santiago ‘N’ se contradijo en declaraciones y se confirmó que, tras la desaparición, fue visto circulando en el auto de sus suegros.

Avatar del

Por Ángel González

Peritos ingresaron a la casa donde fueron vistos por última vez; los encontraron enterrados.(Sergio Ortiz)

Peritos ingresaron a la casa donde fueron vistos por última vez; los encontraron enterrados. | Sergio Ortiz

No fueron las diferencias, los problemas o la falta de amor lo que los separó.
El matrimonio integrado por Jesús Rubén López Guillén, de 70 años, y María Teresa López, de 65, terminó cuando su yerno, Santiago “N”, decidió asesinarlos y sepultar sus cadáveres en el patio de su domicilio en la colonia Obrera, Segunda Sección.

Ayer, personal de la Fiscalía General del Estado acudió a la calle Donato Guerra, ubicada en dicha colonia, después de que se recopilaran pruebas que señalaron que Jesús Rubén y María Teresa, desaparecidos desde el 10 de enero, podrían estar sepultados en el patio de una vivienda.

Tras cumplimentarse la orden de cateo, se localizaron dos cadáveres en el patio de terracería; al hacer una revisión preliminar, se confirmó que se trataba de la pareja de 70 y 65 años de edad. 

Siete días desaparecidos
El 11 de enero, Norma López, hija de Jesús Rubén y María Teresa, acudió al Ministerio Público a reportar a sus padres como no localizados.

De acuerdo a su declaración, sus padres llegaron a Tijuana un día antes, provenientes de Los Ángeles, California, para cobrar la cantidad de 120 mil pesos de unas casas en renta en la colonia Obrera a su yerno, Santiago “N”; al cruzar la frontera, dejó de tener noticias suyas.

Santiago “N”, nacido el 14 de junio de 1983, fue pareja sentimental de Norma y, aunque actualmente estaban separados, seguían casados; fue deportado en 2012 de Estados Unidos por el delito de robo.

“Las víctimas venían por una cantidad de dinero que se había acumulado de la renta de las casas que tienen en ese predio de la colonia Obrera; el móvil debe estar relacionado con ese dinero”, informó el fiscal central, Hiram Sánchez.

Tan pronto se publicó la pesquisa para localizar a la pareja, la Policía Ministerial entrevistó al yerno, Santiago “N”, quien presuntamente fue el último que los vio con vida.

“La versión que daba Santiago es que él había acudido por ellos, por las dos personas, a través de un vehículo de la compañía DIDI, que había acudido a la línea, que habían ido por esa cantidad de dinero a una institución bancaria, que habían cambiado el dinero a dólares y que él mismo los regresó en el transcurso de la mañana para que regresaran a la unión americana”, detalló.

Sin embargo, conforme las investigaciones avanzaron, Santiago “N” cayó en una serie de contradicciones; la principal fue el hecho de que se confirmó que, tras la desaparición de sus suegros, fue visto circulando en su automóvil.

“De las técnicas de investigación se pudo determinar una serie de contradicciones; sabemos que el imputado, en compañía de otras personas, circulaba en diferentes ocasiones en la unidad vehicular de las víctimas”, añadió.

Además, se obtuvo información por parte de familiares de las víctimas en las que se aseguró que Santiago “N” les dijo en múltiples ocasiones que Jesús Rubén y María Teresa fueron secuestrados y que se estaba solicitando dinero por su rescate.

“Buscaba obtener un rescate simulando que las personas se encontraban privadas de su libertad y que alguien más estaba pidiendo rescate por ella y que el vínculo por el que estaban pidiendo dinero era él”, apuntó.

Con base en dichas declaraciones y el testimonio de diferentes personas, se encontraron elementos suficientes para probar la presunta responsabilidad de Santiago “N”, por lo que fue asegurado en la Zona Norte el jueves.

“Hoy tenemos a un presunto responsable ya detenido, Santiago ‘N’, que era el yerno de las personas”, manifestó el fiscal general del Estado, Guillermo Ruiz Hernández.
 
Más involucrados
Ayer por la mañana, los peritos ingresaron a la vivienda donde la pareja fue vista por última vez y confirmaron los datos que se recabaron mediante entrevistas.

Hiram Sánchez relató que ambos cadáveres fueron encontrados en un área de tierra, sin embargo, fue necesaria la asistencia de Bomberos Tijuana porque fueron sepultados en el lodo.

Si bien aún se está a la espera de las diligencias en Servicio Médico Forense (Semefo) para determinar lo que causó su deceso, uno de los cuerpos presentó una lesión en la espalda.

“Podemos afirmar que uno de ellos tiene una lesión en la espalda, ya será la necropsia la que nos haga ver cuál fue la causa de muerte”, dijo.

Según los primeros indicios, la pareja fue ejecutada el mismo viernes 10 de enero tan pronto ingresaron a la casa.

“Muy seguramente será un tema de carácter personal, familiar y económico, del imputado hacia las víctimas; la teoría de la Fiscalía es que ellos llegaron, a diferencia de como lo refirió Santiago en las entrevistas, el día 10 de enero en la mañana hasta el domicilio y ahí fueron privados de la vida”, reveló el fiscal central.

Pese a que Santiago “N” ya se encuentra detenido, se encontraron indicios que señalan que no actuó solo en el asesinato.

 
En esta nota

Comentarios