Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Homicidios Tijuana

Reapertura fronteriza

Clima Tijuana

Vacunación contra Covid-19

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Ensenada padece por obras y semáforos

Una gran cantidad de trabajos en vialidades y el desfase de los semáforos en áreas de tránsito pesado incrementan el tráfico en Ensenada

Avatar del

Por Jayme García

• La mayoría de los cruceros de la avenida Reforma registran un gran aforo vehicular, principalmente las calles Novena, Juárez, Cortés y Las Águilas.(Alejandro Zepeda)

• La mayoría de los cruceros de la avenida Reforma registran un gran aforo vehicular, principalmente las calles Novena, Juárez, Cortés y Las Águilas. | Alejandro Zepeda

Ensenada.- La falta de sincronización en los semáforos y las obras viales que se están llevando a cabo en Ensenada como la remodelación del puente El Gallo, han generado que el tráfico de Ensenada haya incrementado en los últimos años.

El Director de Infraestructura Municipal, Jaime Figueroa Tentori, informó que actualmente los puntos más complicados en la ciudad son la Avenida Reforma y Avenida Delante y el Bulevar Sanginés.

“La Pedro Loyola, a todo lo largo de este tramo que es paralelo a la Avenida Reforma y que están rehabilitando, también sufre muchísimo tráfico, desde la Miguel Alemán hasta la Calle Hierro es donde traemos mayor complicación por las desviaciones de la obra de El Gallo”, detalló.

La avenida Reforma

El funcionario comentó que la mayoría de los cruceros de la avenida Reforma registran un gran aforo vehicular, principalmente las calles Novena, Juárez, Cortés y Las Águilas.

Otras vialidades con bastante tráfico son el Bulevar Costero, la Avenida Zertuche que también ha complicado su aforo por las obras que se están realizando.

Aparte de lo que es la obra de la construcción del nodo vial de El Gallo y el cierre que se tuvo que hacer alrededor de esta importante vialidad en lo que es el eje Esmeralda y la Avenida Reforma traemos obras complementarias a lo largo de la ciudad como la rehabilitación de Playa Hermosa y la Plaza Cívica, el Parque Revolución, el Mercado Municipal y las obras en la Colonia 89, todo esto está generando molestias y conflicto vial”

Reconoció.

El funcionario dijo que actualmente hay alrededor de 120 obras activas en la ciudad, lo que ha generado bastantes problemas viales, sin embargo, gran parte de dichas obras lo que buscan es dejar vialidades en mejor estado para tener un tráfico más ágil una vez que sean concluidas.

Ampliación de secciones

No obstante, el último estudio de tránsito fue realizado por el Instituto Municipal de Investigación y Planeación en 2009, en el que se planteaban ampliación de secciones, prolongación de vialidades, mejoras en intersecciones, semaforización y señalización, entre otro tipo de acciones para tener una mejor operación y funcionalidad del tránsito en la ciudad, sin embargo, después de 12 años, nuevamente se está actualizando.

“Ya hay algunos marcadores sobre las vialidades porque se está llevando a cabo la estadística de los aforos y esperamos tener esa información lo más pronto posible, algunos los está haciendo la SCT y otros gobierno del estado, pero al final comparten la información con el Municipio”, indicó.

Jaime Figueroa reconoció que la falta de sincronización de los semáforos también es un factor determinante en el aumento de tráfico en la ciudad, por lo que ya hay un proyecto que fue gestionado con la empresa Energía Costa Azul.

“Ya hay una empresa con la que Energía Costa Azul está haciendo los estudios técnicos y la idea es poder implementar esta semaforización en el Bulevar Costero, la Avenida Reforma y la Avenida Juárez que son las tres con mayor afluencia y cantidad de semáforos en los cruceros, estamos hablando de una inversión aproximada de 20 millones de pesos para hacer este cambio software y semáforos para poder sincronizarlos”, adelantó.

Exceso de altos

Por otra parte, Ensenada es una ciudad que tiene un exceso de altos de disco en las calles, sin embargo, el funcionario dijo que han hecho varios intentos por quitarlos, pero la gente está demasiado acostumbrada a ellos.

“En el tema de ingeniería vial se han hecho algunos planteamientos y en la administración anterior se hicieron algunos cambios en la Calle Segunda donde se omitieron algunos altos para darle mayor continuidad, pero la gente estaba acostumbrada a los altos y los seguían haciendo, así que fueron instalados nuevamente”, recordó.

El funcionario comentó que dentro del nuevo reglamento municipal, la parte de ingeniería de tránsito pasa a la Dirección de Infraestructura ya que anteriormente estaba en Administración Urbana.

“Nosotros somos los que estamos haciendo los proyectos de las vialidades por lo que necesitamos mucho la parte de ingeniería de tránsito en nuestra dirección, por eso solicitamos el cambio y se viene para acá a partir de enero y ese tipo de programas los vamos a empezar a llevar a cabo porque Ensenada ya es una ciudad grande y ya no puede tener este tipo de movilidad tan lenta y tan interrumpida que genera más contaminación, más ruido, desgaste de automóviles y accidentes”, informó.

Jaime Figueroa dijo que a pesar de lo anterior, el tráfico ha mejorado un poco gracias a los trabajos de bacheo, ya que en la administración anterior los automovilistas tenían que estar pendientes de no caer en un hoyo.

“Antes entrar a Ensenada de la caseta de San Miguel al puerto tenías que esquivar unos 40 baches mínimo, ahora la movilidad es buena, lo único que nos falta es el tema de semaforización para poderle dar mayor agilidad”, finalizó.

Contaminación vehicular

Por otra parte, en el artículo “Carbon Flux of an Urban System in México” publicado en la revista Journal of Industrial Ecology, un grupo de investigación del Cicese conformado por Stephen Bullock, Martín Escoto, Stephen Smith y Alejandro Hinojosa, reportaron que la ciudad de Ensenada emite 400 mil toneladas de carbono a la atmósfera, por año, esto es, 3.6 toneladas por cada habitante.

De ese total, 70% lo emiten los vehículos y la industria instalada dentro de la zona urbana que opera en la ciudad, y 13% se debe a la generación de electricidad. El resto corresponde al calentamiento de agua y preparación de alimentos, así como las emanaciones de la basura y la respiración humana.

Para medir cuál es el aporte de los vehículos de Ensenada a las emanaciones de carbono, en este estudio contabilizaron la cantidad de gasolina que se vende en la ciudad.

En estudios de contaminación del aire, por lo regular se toma en cuenta

el número de vehículos, pero en Ensenada se presenta un porcentaje de automóviles que no están registrados y consideraron que una muestra de ese tipo sería imprecisa, de esta forma pudieron medir a cuánto equivale el bióxido de carbono que se genera a partir de la combustión de gasolina.

En esta nota

Comentarios