No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Ensenada

Cierra en Ensenada Cine VIP luego de 12 años de funcionar

El cine Vip “Projection Salas” nació de un proyecto escolar que se consolidó como un negocio que permaneció 12 años en la ciudad.

Avatar del

Por Jayme García

El propietario del negocio, Geraldo Gutiérrez García, recordó que el concepto inició en octubre de 2008 cuando era estudiante.(Jayme García)

El propietario del negocio, Geraldo Gutiérrez García, recordó que el concepto inició en octubre de 2008 cuando era estudiante. | Jayme García

ENSENADA, BC.- El cine Vip “Projection Salas” nació de un proyecto escolar, sin embargo, posteriormente se consolidó como un negocio que permaneció 12 años en Ensenada y que recientemente anunció que cerrará sus puertas el próximo 31 de julio.

El propietario del negocio, Geraldo Gutiérrez García, recordó que el concepto inició en octubre de 2008 cuando estudiaba Administración de Empresas en la UABC, y aunque sus compañeros no tenían interés en seguir con el proyecto, él acudió a la incubadora de negocios Plancrecer para buscar la manera de mejorar la idea y materializarla.

“Iban ser salas de proyección multifuncionales, en las que el usuario no compraba un boleto de entrada ni se cobraba por persona, se rentaba el espacio, es decir, una habitación habilitada con pantalla gigante con audio y video en alta calidad, en lugar de tener butacas, eran sillones amplios.

Las salas ofrecían la posibilidad no únicamente de ver películas, sino también de llevar a cabo juntas, presentaciones, disfrutar de series de cualquier plataforma digital o simplemente ver videos familiares de bodas o algún otro evento.

“El alcance que tenía el espacio lo ponía el mismo cliente, era un concepto nuevo y diferente pero a la población de Ensenada es difícil venderle una nueva idea, fue complicado que captaran el concepto, por eso lo manejamos como salas de cine Vip y captar la atención de los clientes, pero cuando iban a pedir informes les mostrábamos todo nuestro abanico de servicios”, explicó.

Gutiérrez García comentó que a partir de marzo que inició la jornada de sana distancia y el cierre de negocios de manera temporal, consideró que cerrar un mes no afectaría tanto su negocio, pero conforme fueron pasando los meses y la situación no mejoraba, la esperanza se fue desvaneciendo.

Llega mayo con la misma situación y luego llega junio con el semáforo por estados que al día de hoy no hemos salido y me di cuenta que esto no tiene para cuándo, si le sumamos la paranoia colectiva de la gente que escucha cine, que escucha virus, se vuelve muy complicado que podamos llegar a la normalidad y de poder abrir tan siquiera al 50% de lo que operaba anteriormente”, señaló.

A finales de junio tomó la decisión de cerrar de manera definitiva el 31 de julio y anunciarlo a través de las redes sociales del negocio, asimismo, habló con sus ocho empleados sobre el cierre

“No es viable estar inyectando dinero a un negocio que prácticamente está conectado a un respirador artificial, en donde no está produciendo, al contrario, está generando pérdidas, parte de lo que nos caracteriza a los empresarios es que debemos de dejar el sentimentalismo aparte y guiarnos por los números”, declaró.

Geraldo Gutiérrez consideró que es triste ver un proyecto que costó 12 años de trabajo, esfumarse en cuatro meses, no obstante, afirmó que esta experiencia no lo desanima a seguir emprendiendo nuevos proyectos.

“Abrimos en la época de la influenza en 2009, cerramos un año que estuvo cerrado el Bulevar Costero por remodelación, pero al menos salíamos adelante con estrategias de publicidad, tengo casi 20 años siendo emprendedor y hemos tenido varios tropiezos, pero este es el que más ha dolido, pero definitivamente no me detiene tengo mucho trabajo con nuevos proyectos, renovar o morir y adaptarse”, concluyó.

En esta nota

Comentarios