No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Reflexión universitaria

Voto útil para Hank

En días recientes la figura del candidato del PES, Jorge Hank ha venido “creciendo” y se ha extendido a todos los rincones del estado... 

En días recientes la figura del candidato del PES, Jorge Hank ha venido “creciendo” y se ha extendido a todos los rincones del estado, muchos grupos de la sociedad civil, miembros de distintos partidos políticos, incluso militantes de Morena que se encuentran en desacuerdo por las formas en que eligieron a los distintos candidatos a puestos de elección popular, se han adherido a su campaña. Poco a poco, Jorge Hank va ganando terreno en el ánimo del electorado que se ha percatado que él es la mejor opción para gobernar Baja California. No es un político tradicional, pero la gente sabe que es una persona de resultados, más que de promesas demagógicas, la gente le cree lo que dice, porque ha dado muestras de ser un hombre muy exitoso. Él lo ha expresado en distintas ocasiones, empezó su negocio hace 36 años únicamente en Tijuana y hoy está presente en diferentes países del continente americano.

Hank sabe que no domina todos los temas como le sucede a la mayoría de los gobernantes, pero es abierto, escucha y ha afirmado que en su equipo de trabajo estarán los mejores hombres y mujeres expertos en distintos ramos de la administración pública. Una parte importante de la sociedad está convencida de que en esta elección optarán por la persona, no por el partido, es decir que votarán de manera cruzada por distintas opciones. Hasta ahora, Jorge Hank es el que más ha recibido el apoyo absoluto del voto de castigo que le aplicarán a Morena por el malísimo desempeño, por decir lo menos, de su actuación como partido en el poder en el estado y en el país. El voto útil o voto estratégico es una modalidad que concede máxima importancia a ganar la elección concentrando el voto para expulsar del poder a gobernantes con el que muchos están en desacuerdo.

La presencia de Jorge Hank ha despertado el interés de la prensa nacional por ser la “revelación” y también por ser la elección más competida en el país. Su crecimiento ha despertado el interés de los votantes y ha renovado la esperanza de muchos ciudadanos. Saben que si llega a ser gobernador pondrá orden en el estado. La inseguridad es un “fantasma” que recorre el estado, las familias sienten temor de salir de sus hogares. En esta elección inédita y paradójica, los electores se están enfocando más en la persona que en el partido o en la ideología, se observa el pragmatismo y no el dogmatismo, la gente quiere ver resultados. Es la primera vez que Morena irá a las urnas sin el nombre de López Obrador en la boleta electoral. Será un reto lograr el carro completo cuando los resultados del gobierno han sido “magros” por debajo de las expectativas generadas en la campaña anterior.

Será una lucha entre la marca “Morena” que ostenta el poder contra las personalidades de otros partidos que contienden por los distintos puestos de elección popular. La sociedad como siempre tiene la ilusión de que cambien las cosas para bien, en términos de mejorar la salud, sobre todo la pandemia, la crisis económica y la inseguridad que prevalece en todo el estado. Las candidatas Marina del Pilar y Lupita Jones le apuestan a la popularidad, pero la popularidad no es sinónimo de capacidad para gobernar. No será con Tik Toks, ni paseando a caballo, ni cantando, ni bailando y menos con pasarelas como tendrán que gobernar. Para ello, se requiere capacidad, ganas de hacer las cosas bien y los arrestos necesarios, que no le tiemblen las manos y que sepan dirigir el barco cuando haya tempestades. Hasta ahora Jorge Hank aglutina el voto útil opositor a Morena, ya que la inconformidad ha crecido de manera exponencial. Solo un candidato como Hank con el suficiente liderazgo y personalidad recia, habrá de enfrentar sin titubeos la inseguridad que prevalece en nuestra entidad.

*- El autor es economista egresado de la UABC.

Comentarios