Tendencias

Covid-19

Homicidios Tijuana

Reapertura de la frontera

Clima Tijuana

Certificado de vacunación

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo


Camelot

Porristas en turno

El problema no es que Bujanda lo haya propuesto, ¿Qué más se puede esperar?, lo grave es que el punto haya sido aprobado por mayoría, obvio, con el voto de los diputados de MORENA

Por Francisco J. Fiorentini Cañedo

Somos lo que Hacemos Hace unos días Miguel Ángel Bujanda, un diputado que llegó a serlo sólo por ser cómplice de la corrupción del gobierno anterior, el mismo “legislador” que hace meses propuso la estupidez de que Mexicali dejara de ser la capital de nuestro estado y se nombrara a Tijuana como tal, como si no hubiera problemas reales que resolver, presentó el siguiente punto de acuerdo: “Que ésta Vigésima Tercera Legislatura emita un especial reconocimiento a la labor del Gobernador Constitucional del estado de Baja California, ciudadano Jaime Bonilla Valdez, por su arduo trabajo y compromiso con la sociedad bajacaliforniana y sus instituciones; en consecuencia, proceda la Mesa Directiva a entregar, en acto protocolario, placa o constancia de reconocimiento”.

El problema no es que Bujanda lo haya propuesto, ¿Qué más se puede esperar?, lo grave es que el punto haya sido aprobado por mayoría, obvio, con el voto de los diputados de MORENA, más preocupados por agraciar al gobernador que en trabajar en beneficio de nuestra gente. Yo estoy convencido que Bonilla no tiene los merecimientos que el lambiscón en turno promociona, tal y como lo hizo hace un par de años con Kiko Vega, cuando pasó de ser el que le servía las cubas a coordinar, es un decir, los trabajos, es otro decir, del peor gobierno emanado del PAN del que se tenga memoria. Bujanda pretendió ser el Síndico Procurador de la próxima alcaldesa de Tijuana, alguien tuvo el tino de obstruir la tontería de que el ex secretario privado de Vega, se convirtiera en tan sólo un par de años después en el “encargado de vigilar” el buen uso de los recursos públicos del municipio de Tijuana.

Lo sucedido demanda cuestionarnos puntualmente si existe o no una verdadera división de poderes en nuestro estado, si nuestros diputados actúan con o sin autonomía; ¿Es necesario que nuestro Congreso rinda un homenaje al hombre fuerte de la política local?, ¿No es esto una calca de las más rancias formas en las que el PRI operaba en los años en los que era gobierno?, lo más graves, ¿Con qué calidad se revisará la cuenta pública del estado, si el organismo encargado de ello depende del Congreso que hoy le rinde pleitesía a un gobernador sin siquiera conocer su cuenta pública?

Malhaya la hora en que nuestros diputados se convirtieron en simples porristas en turno renunciando a defendernos de un gobierno sin obra pública, en el que se apilan los muertos como nunca antes, en el que la defensa del empleo y de la inversión fueron supeditados al capricho del presidente de la república y en el que la extorsión a empresas y empresarios, sin importar el tamaño de los mismos, por cobros ilegales de agua provocará el colapso de los organismos operadores del agua cuando en un par de meses los amparos que hemos promovido evidencien el tamaño del desfalco a nuestro estado.

Respecto a la falta de dignidad de Bujanda no perderé mayor tiempo, su fama es pública y le precede, pero y ¿La de los demás diputados?, en la pasada legislatura hubo 21 lamebotas que quisieron robarnos 4 años al aprobar la “antiley” Bonilla, ahora por mucho menos entregan la autonomía del Congreso que dicen nos representa a nosotros, cuando la realidad solo refleja la calidad de quienes lo integran.

*El autor es empresario, ex dirigente de la Coparmex Mexicali

Comentarios