No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas El arte de la guerra

Los pendientes del Alcalde

“Prometer no empobrece, dar es lo que aniquila”.

“Prometer no empobrece, dar es lo que aniquila”.

Ante el deterioro que vive nuestra ciudad, las expectativas para el nuevo alcalde son muy grandes ¿pero hasta donde llega verdaderamente su responsabilidad?

De acuerdo a normatividad, el marco legal de operatividad de un municipio está en el artículo 115 Constitucional y el titulo sexto de la constitución de BC, en conjunto con su régimen municipal.

Las responsabilidades de un municipio son seguridad, trafico, alumbrado, transporte, basura, calles, parques, jardines, catastro y control urbano.

Igualmente, pueden asistir al Estado y la Federación en educación, emergencias, salud y protección ambiental.

Aunque las funciones parecieran ser pocas y simples,  su grado de complejidad va más en función de los poderes ocultos que impiden que las mismas se logren adecuadamente, y la complejidad de una ciudad que crece día con día, a veces anárquicamente.

En ese contexto, ¿Cuáles son los principales retos que confronta el nuevo alcalde?

Liderazgo ante el Estado y la Federación. Ante el movimiento Morenista y sus fuertes liderazgos,  el principal reto que confronta el alcalde es mantener la autonomía del municipio.

Las tendencias centralistas tan típicas de sexenios anteriores, parecerían recrudecerse ante la presencia de la 4T. 

Necesitamos cuestionar el pacto federal, exigir reciprocidad por los impuestos que pagamos, y trato equitativo de acuerdo a nuestras competencias. Como representante y líder máximo de  la ciudad, el alcalde debe encabezar estas demandas.

Seguridad. La inseguridad prevalece en nuestra entidad con homicidios y robo con violencia a la alza.

Se necesita un plan integral de seguridad: reclutamiento y capacitación de policías, sectorización y coordinación entre los temas más importantes.

Pero más importante, la coadyuvancia de estado y federación en el manejo de la seguridad es vital. La policía municipal no puede sola,  sin una adecuada estrategia de las fiscalías federal y estatal va a ser poco lo que la policía local pueda lograr.

Alumbrado público. Las ciudad está pobremente iluminada. El impuesto al alumbrado publico que pagamos los tijuanenses desde Enero del 2017 no se ha materializado y  a la fecha no existe un plan integral para su solución.

Desarrollo urbano. Calles destruidas, congestionamiento vehicular, falta de cultura vial, servicio de recolección de basura ineficiente son el común denominador de nuestras zonas urbanas.

Transporte Público. El SITT lleva tres sexenios sin poder arrancar,  la inversión ha sido millonaria. Los tijuanenses necesitamos un sistema de transporte eficiente y económico.

Catastro y predial. Tijuana tiene los últimos lugares en materia de recaudación de predial y una lista de catastro deficiente. El predial debe convertirse en una de las fuentes principales de ingreso del municipio.

Consejos ciudadanos. Existen graves problemas de corrupción en la ciudad. Existe opacidad en la emisión de licencias de operación, alcoholes, construcción, transporte público y ambulantaje, todo con el objetivo de extorsionar al ciudadano.

La solución es la conformación de consejos ciudadanos en cada tema para transparentar los procesos. A la fecha estos raramente han funcionado.

Transparencia. Según el ITAIP, Tijuana tiene las peores estadísticas en materia de transparencia. ¿Cuál es el plan para un gobierno transparente?

Corrupción. Existe un sistema nacional anticorrupción en proceso de implementación. ¿Cómo se va a aplicar a nivel municipal?

Se puede elaborar una historia en cada tema, pero es claro los resultados a la fecha son deficientes.  ¿Cuáles son las acciones específicas por parte del alcalde para mejorarlos?

*El autor es presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del Estado.

Comentarios