No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Necropsia urbana

Los derechos de los policías

“Que ironía de la vida, yo me la paso cuidando a otras familias para que no les falte nada. Mientras en la mía falto yo”

Anónimo

Por Marco Antonio Hermosillo

“Que ironía de la vida, yo me la paso cuidando a otras familias para que no les falte nada. Mientras en la mía falto yo”

Anónimo

Una de las funciones que corresponden al Estado es la de procurar y salvaguardar el bien común en la sociedad. Se entiende que la conservación del orden público es una de las condiciones indispensables que toda sociedad necesita como expresión del bien común, y que el Estado le debe garantizar.

La palabra seguridad proviene del vocablo latino securitas, que significa calidad de seguro. En materia de administración pública, este término hace referencia a un ramo de esta que tiene como propósito velar por la seguridad de todos los ciudadanos (diccionario de la Real Academia Española, 2012). Las funciones de los servidores policiales en los diferentes países son múltiples y variadas, pero en muchos casos pueden situarse entre cuatro categorías: Prevención del delito, Represión del delito, Mantenimiento del orden, Auxilio y asistencia social,

Los derechos humanos surgen y se fundamentan en la noción de la dignidad humana, la que implica que, por el solo hecho de pertenecer a la especie humana, todo individuo posee un gran valor y está destinado a cumplir una tarea. Por ello, el filósofo Stammler dice que el ser humano “... no debe quedar a merced del arbitrio subjetivo o capricho de otra persona. Toda exigencia jurídica debe tratar al obligado como un prójimo, es decir, como una persona con dignidad, como un sujeto que tiene fines propios; que es un fin en sí mismo y nunca como un mero medio para fines ajenos”.

Los integrantes de los cuerpos de policía deben tener los mismos derechos que todos los habitantes. A partir de las leyes y pactos internacionales suscritos por México se pueden particularizar algunos derechos humanos de los policías, que tienen especial relevancia por las funciones que desempeñan.

Recientemente señaló la legisladora local Claudia Agatón, del Partido del Trabajo, que es urgente revisar el sistema de seguridad social de los policías para darles certeza jurídica; recalcó que hace dos años venció el plazo para que el gobierno de Baja California y los cinco municipios emitieran las disposiciones reglamentarias para que los agentes cuenten con seguro. Sin embargo, sigue en comisiones la iniciativa que Agatón presentó hace cinco meses para crear la ley de jubilación por 25 años de servicio para los miembros de las corporaciones. Las prestaciones no son un premio ni un regalo; son derechos humanos; también afirmo que los derechos y el sistema de seguridad social de los policías “son asuntos necesarios; es urgente que tengan certeza y seguridad jurídica” y no que sean temas opcionales, “ni de buena voluntad”, afirmó la diputada del Partido del Trabajo, Claudia Agatón.

En otros tiempos cualquier unidad entre grupos de policías era suficiente para que su adscripción fuera el paralelo 28, ahora tenemos grupos de policías que se unen y afortunadamente empujan como grupos y en redes sociales la ley de Seguridad Social para ellos hasta en redes sociales.

*El autor es Coordinador del Área Pericial del Instituto INJUS.

Comentarios