No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas La verdad sea dicha

La Purga

¿Qué pasa en las empresas donde los directivos o empleados no cumplen con la función para la que fueron contratados?

Por Rosa María Méndez Fierros

¿Qué pasa en las empresas donde los directivos o empleados no cumplen con la función para la que fueron contratados?

Los despiden, algunas les pagan las indemnizaciones correspondientes, otras, se hacen tontas y se van a juicio laboral.

Bien, por qué el comentario, simple y sencillamente porque en el sector público o durante los procesos electorales se están acostumbrado a no llegar a la meta de los compromisos o para los que fueron contratados y no pasa nada. Absolutamente nada.

De ahí que la presente columna tenga que ver con el tema de la depuración que podría haber en diferentes sectores, luego de los resultados dados a conocer, después de la revisión de los paquetes electorales.

Es evidente que se necesita una purga de varios actores de la política, liderazgos, cámaras empresariales y hasta medios de comunicación, algunos de cuyos representantes se convirtieron más en militantes que en periodistas.

Empezaremos por los partidos políticos que participaron en el reciente proceso electoral. En donde más debe haber purga es en el PRI y el PAN, ya que en esta alianza del que menos se esperaba era el PRD.

El PAN sólo obtuvo diputaciones de representación proporcional, no logró penetrar entre el electorado y ofrecer una propuesta opositora atractiva. Lo mismo le sucedió al PRI.

En el caso del PES, como partido ganó, ya que mantuvo su registro y colocará diputaciones locales y regidores. Seguirá con las prerrogativas y el control del instituto político en manos de unos poquitos, que perdiendo ganaron y mucho, con la figura de su candidato a la gubernatura, Jorge Hank.

Sin embargo, ante esta actitud chiquita es evidente que este organismo necesitará una purga, o que su control sea retomado por políticos que le permitan crecer.

Partidos como Movimiento Ciudadano, Redes Sociales Progresistas, Fuerza por México, Partido de Baja California, deberán hacer una depuración y cirugía mayor para sacudirse de los directivos, de los vividores que se han mantenido o buscan hacerlo a partir de estos organismos. Afortunadamente algunos perderán el registro local, aunque mantendrían el nacional.

También Morena, partido que ganó todo, cuando menos de acuerdo a los datos contabilizados, deberá hacer una depuración de todos aquellos que a la mitad y al final del proceso decidieron irse con el candidato Hank, bajo el argumento de que quienes detentaban el control en Morena habían perdido la brújula.

Su salida no le sumó al candidato opositor y Morena no perdió liderazgos, ni militantes o simpatizantes. Es evidente.

En el PAN deben purgar el tema de la intromisión empresarial que afectaron al partido blanquiazul. Seguramente habrá panistas que lo exijan.

También hacer una depuración de los liderazgos anti 4T que no influyeron en el ánimo social y colectivo.

Se deberá construir y tejer a corto y largo plazos nuevos liderazgos que signifiquen realmente un contrapeso, una viabilidad ciudadana hacia los gobiernos en turno, del color que sean.

Preocupa que en estos momentos no se visualiza una figura opositora, capaz de hacer un real contrapeso al partido guinda. La lógica indicaría que serían los diputados de oposición del Congreso estatal, pero no les alcanza y tampoco hay un personaje de peso.

Ojalá que esto cambie. Nos lo merecemos los bajacalifornianos.

La verdad sea dicha

* La autora es directora del portal MF Noticias Mexicali.

Comentarios