No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Numeritos

Inesperado

Yo tenía la idea de que esto solo pasaba con los superhéroes o en las películas de Spielberg, pero no, pasó con “Inesperado”, una película que está causando muchísima polémica porque habla derecho, sin tapujos y con harta evidencia sobre el trágico tema del aborto.

Por Ariosto Manrique Moreno

Yo tenía la idea de que esto solo pasaba con los superhéroes o en las películas de Spielberg, pero no, pasó con “Inesperado”, una película que está causando muchísima polémica porque habla derecho, sin tapujos y con harta evidencia sobre el trágico tema del aborto. Las “premier”, en toda ciudad donde se presenta, han estado abarrotadas causando una enorme descarga de reflexiones de buen nivel porque pone en el centro del debate a la vida.

El aborto, natural o provocado, es sin duda un evento desafortunado, la pérdida de una vida, y más si es la de un inocente, lo agrava muchísimo más, sin embargo esta película no solo es cruda en ese sentido sino que está bien balanceada pues cuenta la historia trágica que vivió Abby Johnson durante su carrera como directora de una de las clínicas Planned Parenthood, en la que descubrió la verdad que existe detrás de una de las decisiones más difíciles de una mujer y el engaño que viven miles de ellas en todo el mundo al asistir a una clínica abortista.

Cuando me refiero a que es una película bien balanceada no me refiero a que las conclusiones son imparciales, para nada, por balanceado significa que muestra una historia real, de una persona real, de una clínica real y con datos científicos reales, versus la maquinaria propagandística empeñada (y en muchas ocasiones exitosa) en empujar con mentiras “cambios culturales” al grado de transformar conceptos como “producto” en lugar de bebé o “interrumpir” en lugar de abortar.

En la clínica ubicada en Texas, Johnson estuvo involucrada en alrededor de 22 mil abortos, en donde aconsejó, además, a un sinnúmero de mujeres acerca de sus preferencias reproductivas. Su pasión pro abortista la llevó a convertirse en portavoz de esa clínica, al grado de luchar por promulgar una legislación por la causa en la que ella creía profundamente, hasta el día en que vio algo que la cambió radicalmente, convirtiéndola entonces en una ferviente promotora a favor de la vida en América.

No conozco a nadie que esté en contra de la vida, creo que todos estamos a favor de ella; a favor de las mujeres, a favor de la felicidad, a favor de la libertad de expresión, a favor de la libertad religiosa, a favor de tener un ecosistema limpio, a favor de la educación, a favor de tener una sociedad desarrollada y justa, todo esto es estar a favor de la vida... ¿Entonces por qué no estarlo también a favor de los niños que se están formando dentro de sus madres?, ¿en qué momento nos confundimos e hicimos mas importante la humanización de los animales y los humanos nos convertimos en animales? y me quedo corto pues hasta la perra mas sencilla defiende a sus cachorros con toda su fiereza.

La película no tiene pérdida, no es ni una letanía religiosa ni una opinión sesgada buscando darle explicación a lo que no tiene. “Inesperado” es una película que no tengo duda te desgarrará el corazón, pero te fortalecerá el alma pues en los vientres de las mujeres se gesta el futuro de México y eso a todos debería preocuparnos.

 * El autor es Director de Testa Marketing, investigación de mercados.

Comentarios