Columnas En la red

¿Estamos perdiendo la sensibilidad?

Hablar del tema del suicido nunca ha sido cosa fácil, más porque todos o casi todos tenemos a una persona cercana a nosotros que en algún momento dado ha pasado por momentos difíciles que los ha llevado a considerar el quitarse o no la vida, incluso varios de los que puedan leer esto quizá hayan pasado o estén pasando por algo así.

Por Alfredo Alvarez

Hablar del tema del suicido nunca ha sido cosa fácil, más porque todos o casi todos tenemos a una persona cercana a nosotros que en algún momento dado ha pasado por momentos difíciles que los ha llevado a considerar el quitarse o no la vida, incluso varios de los que puedan leer esto quizá hayan pasado o estén pasando por algo así. En Tijuana en lo que va del año se han registrado al menos 211 intentos de suicido, muchos de ellos se han consumado, sin embargo, últimamente la sociedad parece que ha perdido la sensibilidad ante las personas que están en este altísimo grado de sufrimiento.
El último caso, una joven se lanzó desde el techo de un hotel y terminó con su vida, en redes sociales de inmediato no faltaron los bromistas, incluso en la misma calle cuando estaba la joven decidiendo si terminar con su existencia o no, había personas que la alentaban a que lo hicieran, lo cierto es que un suicida no es una persona valiente ni arrojada, es alguien que busca terminar con el sufrimiento el cual se desbordó a una manera incontrolable.
Los medios de comunicación en México han difundido estos casos, a mi parecer, de una forma equivocada, está comprobado que para las personas que se encuentran en depresión, el mirar imágenes de suicido o sus intentos, los alientan a querer consumarlo, es por eso que en Estados Unidos existe una regulación que impide se publiquen suicidios, incluso el mismo Facebook trata de regularlo bajando videos en donde se registran éstos casos.
Es imperante que las imágenes de suicidios no se difundan sin control, sobre todo porque muchos jóvenes y niños entran a Internet sin ninguna supervisión, hace unos pocos días en la Ciudad de México un niño de 11 años decidió terminar con su vida, ¿de dónde habrá sacado ésta idea? Indudablemente no es algo que se platique entre niños, seguramente en Internet fue que se comenzó a gestar ésta idea.
Lamentablemente en las redes sociales el tema de los suicidios es algo que se toma muy a la ligera, se hace bromas, chistes, incluso hay lugares donde se alienta a ello como si el terminar con la vida fuese algo que no importase, no obstante, esto es algo que cada quien, desde su casa, desde su entorno familiar, laboral, social y en Internet debemos de combatir y generar mayor empatía con nuestros semejantes que pudieran pasar por momentos difíciles que pudieran llevarlos a considerar esa opción.
Existen muchas líneas de ayuda para quienes se encuentren en esta situación, pero indudablemente lo primero es poder hablar con nuestros cercanos, saber cómo se sienten, qué es lo que piensan, aquello que les sucede alrededor de su vida, entenderlos y ser sensibles con la situación que viven, pero sobre todo tenerles paciencia, quien está pasando por un momento así no compartirá ni a la primera ni a la segunda plática que esos pensamientos recorren su mente, sin embargo con el tiempo y con la empatía necesaria seguro permitirán que les brindes su ayuda, sin comunicación ni sensibilidad es imposible saber que quizá alguien muy cercano a ti está pensando en suicidarse.


*El autor es periodista con 25 años de carrera, ha encabezado noticieros en la televisión internacional; ganó el premio Nacional de Periodismo y ha sido académico.

Comentarios