No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Agua Caliente

Checadas al baño

Parece que las arcas municipales de la ciudad de Tecate están muy mal, esto a colación de un supuesto oficio girado por Marco Antonio Méndez Morales, recaudador de rentas municipales de dicha ciudad en la que se pone límites hasta para ir al baño

Por Agua Caliente

Parece que las arcas municipales de la ciudad de Tecate están muy mal, esto a colación de un supuesto oficio girado por Marco Antonio Méndez Morales, recaudador de rentas municipales de dicha ciudad en la que se pone límites hasta para ir al baño.


En el documento se señala que por instrucciones de la presidenta, Olga Zulema Adams Pereyra, desde el martes se prohíbe al personal de Recaudación de Rentas Municipales las salidas a las tiendas de autoservicio, cajeros y todo lo que se le parezca; así como a las salidas personales.


También se prohíbe el uso de celular, las bolsas personales y los alimentos en áreas de trabajo, en el último punto algo que pudiera decirse está correcto.


Pero lo que parece un poco exagerado es el limitar las idas al baño, ya que en la jornada laboral los empleados podrán acudir hasta cinco veces, esto por órdenes de la Alcaldesa.


Habrá que decir que hay varios puntos que son entendibles para que las personas realicen sus labores diarias con eficiencia, pero de ahí a limitar las visitas al baño puede caer en una violación a las condiciones de trabajo.


Veremos qué ocurre y si de repente no llega al Ayuntamiento de Tecate la Comisión Estatal de los Derechos Humanos por dicho documento.


Llegó la hora
Un conocido personaje tijuanense, tanto en la política como en el medio judicial, recibió el pasado miércoles la notificación de que dentro de seis meses tendrán que dejar su cargo.


Se trata del magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) Víctor Manuel Vázquez Fernández, quien cumplirá el próximo año 70 años, la edad indicada por la ley como máxima para ocupar el cargo.


Ya en meses anteriores son varios los togados que han salido por llegar al límite permitido. Incluso algunos, como Raúl González Arias y Félix Herrera Esquivel, promovieron amparos contra esa disposición.


Finalmente, la justicia federal determinó que no existe inconstitucionalidad de la ley que fija el límite máximo de edad.


En el caso de Vázquez Fernández, tiene una larga trayectoria en el servicio público.
Ha sido catedrático universitario, fue secretario de Seguridad Pública en Tijuana en la administración de Héctor Osuna Jaime, fue también subprocurador de Justicia del Estado en Tijuana, y en su carrera en el Poder Judicial del Estado ha sido secretario de acuerdos, actuario, juez de Primera Instancia y magistrado del TSJE desde el 1 de noviembre de 1995 a la fecha... ¡y aun así no quiere dejar el cargo!


En las indiscretas paredes del Poder Judicial del Estado se escucha que el togado quiere promover un amparo para quedarse otros añitos más, solo que como a sus ex compañeros no se los concedieron, el resultado podría ser el mismo.


Aunque le queda la esperanza de que se apruebe una propuesta de reforma de ley para aumentar a 75 años la edad de retiro de los magistrados.


Si esto no sucede en un plazo de seis meses, Vázquez Fernández tendrá que agarrar sus maletas para regresar a Tijuana.


Prohibido enfermarse
Es sabido que los servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) están por lo regular saturados y es muy burocrático poder acceder a especialistas.


Las citas con estos son de hasta tres meses de espera y lo peor es cuando la gente llega a su ansiada cita y resulta que no hay doctor.


En la Clínica 20 del IMSS atiende el médico internista que al parecer es para todos los pacientes de Tijuana que requieran esta especialidad.


Pero resulta que al acudir, pues con la pena, están regresando a los pacientes porque no hay internista.


Una de las administrativas muy apenada se da a la tarea de tratar de explicar a la gente que el doctor internista titular, Jorge Avilés, está incapacitado.


A algunos pacientes de plano les dijo que no habrá citas hasta el año que entra, así que hablaran por ahí de principios de diciembre para ver si en enero o febrero del 2020 habrá espacio.


A otros les comenta que ha habido suplentes pero con contratos temporales y pues que por el momento no hay otra manera.


Sin embargo, el internista es el médico de cabecera para algunas enfermedades, por ejemplo, a un paciente de diabetes que ya necesita insulina, esta no se la puede recetar por primera vez el médico del consultorio, sino lo tiene que hacer el internista.


Ojalá y el todavía director del IMSS, Salvador Morales Riubí, pueda hacer algo por el instituto y sobre todo por los pacientes que al parecer tienen prohibido enfermarse hasta 2020.

Comentarios