No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas En la red

Catalino Zavala, un pilar de la izquierda en BC

Catalino Zavala Márquez ha sido un activo de la izquierda mexicana desde el inicio de su carrera política.

Por Alfredo Alvarez

Catalino Zavala Márquez ha sido un activo de la izquierda mexicana desde el inicio de su carrera política. Desde joven, como residente de los márgenes del río de Tijuana luchó por el bienestar de su familia y de otros miles de residentes, lo que fue marcando un estilo cercano a la gente que, hoy, lo llevó a tener seguidores en diversas colonias populares de Tijuana. Por eso no sorprende que ese apoyo y esa habilidad dominada fueran estratégicos en el contundente triunfo de Marina del Pilar Avila Olmeda durante las más recientes elecciones. Catalino construyó esa personalidad y ese capital político tras décadas de esfuerzo. También ha sido fundador de diversas corrientes dentro de la izquierda en Baja California, mientras que en la práctica social ha fundado muchas colonias populares como la 3 de Octubre o la Sánchez Taboada y ha liderado movimientos estudiantiles que han dejado una huella muy positiva en la entidad. Hay que decir que a Catalino Zavala Márquez le tocó luchar contra las injusticias del gobernador Roberto de la Madrid Romandía, quien nació en Estados Unidos y no sentía aprecio por la entidad, además de ser una imposición del entonces presidente de México, José López Portillo. Esa experiencia llevó a un joven Catalino a sumarse a los movimientos sociales para combatir todas esas injusticias, creando el Comité Urbano de Colonos Unidos de Tijuana, para asesorar a las personas en pobreza económica. Fue gracias -en buena parte- a su trabajo para apoyar a los residentes de los márgenes del río, que se consiguió la reubicación de los habitantes en lo que hoy es la colonia Rodolfo Sánchez Taboada. Eso le repercutió en la represión del gobernador en turno, que incluso lo metió preso durante una visita de López Portillo, a fin de que las manifestaciones que lideraba Zavala Márquez no llegaran a los oídos del presidente. Esa valentía aún está en la memoria de todos aquellos que formaron parte de su movimiento, ya que lo que Catalino pedía era simple: justicia para los pobres y el acceso a los servicios públicos que incluían los derechos humanos. Eso después le trajo logros políticos: Zavala fue el primer candidato a presidente municipal izquierdista, para luego ser legislador local en varias ocasiones, cosechando ya a estas alturas de su vida el apoyo de las colonias populares, ya que la Cuarta Transformación coincide con los valores de lucha que el hoy secretario de Educación ha enarbolado a lo largo de su vida y carrera. Después fundó MORENA junto a muchos otros creyentes de la 4T y dirigió la primera fracción guinda en el Congreso de Baja California, siguiendo con sus valores de lucha al señalar las corruptelas de ciertos diputados de la mayoría azul para con el gobernador Francisco Vega de Lamadrid, denunciando incluso aprobaciones legislativas que afectaban severamente a las al sector popular. En todas esas iniciativas de corte neoliberal, hubo un rotundo rechazo de Catalino Zavala Márquez. Fue tal el alcance que en 2019 refrendó su lugar en el Congreso, y le tocó presidirlo en la segunda alternancia estatal, tomándole incluso juramento al iniciador de la Cuarta Transformación en Baja California: el gobernador Jaime Bonilla Valdez. Todo eso le valió ser el coordinador de campaña de Marina del Pilar, en cuyo gobierno seguramente ocupará un lugar especial, debido a su experiencia y su madurez política. Ya como secretario de Educación en el gobierno de Bonilla Valdez, Zavala Márquez ha conseguido diversos puntos importantes. En primer lugar dar pasos firmes para resolver la demanda histórica para el magisterio, así como conseguir que la universidad sea un derecho constitucional en el estado, e incluir en la Constitución de Baja California que no se discrimine ni se castigue a ningún joven por su apariencia o la decisión de utilizar peinados o tatuajes, por lo que a pesar de su experiencia, demuestra mantener el mismo impulso que tuvo como un joven luchador social.

Comentarios