No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas El ojo del marketing

‘Cacaraqueando’ el marketing social

Ya sé que está medio raro el título pero ¿cómo hacer el bien y que todo mundo se entere? ¡eso está mal! “haz el bien sin mirar a quien” es el dilema de muchos empresarios, se enfrentan con esta disyuntiva y hoy voy a ayudar a resolver ese conflicto moral.

Por Marcela Mexía

Ya sé que está medio raro el título pero ¿cómo hacer el bien y que todo mundo se entere? ¡eso está mal! “haz el bien sin mirar a quien” es el dilema de muchos empresarios, se enfrentan con esta disyuntiva y hoy voy a ayudar a resolver ese conflicto moral.
¿Qué es marketing social? las palabras clave son “hacer el bien”, es un conjunto de técnicas y/o acciones de marketing que su objetivo es proveer una mejora en la sociedad ¿temas? medio ambiente, transporte, salud… como ejemplo.
¿Por qué debería de incorporarlo una empresa? Porque es rentable y sí, porque somos “buena gente”, la razón de ser de las empresas es generar riqueza, así que no nos azotemos; ahora bien, si va todo viento en popa entonces es muy válido incorporar el marketing social porque ya estamos en una etapa que lo amerita. Hay que hacerlo de forma estratégica, que abone al valor de marca y que sea congruente.
Pero, ¿está bien hacerlo? ¡sí! por ejemplo, vea lo que hace Cinépolis, antes de cada película nos deja saber que ayuda a curar las cataratas ¿ha visto usted ese anuncio? ¿le parece inapropiado? ¡no! hasta nos dan ganas de ayudar más, y ese es el meollo del asunto.
Entonces ¿qué causas elegir?, para empezar no hable en plural, debe de elegir una sola causa y que sea ad hoc a su marca, la razón de este consejo es porque he visto cómo algunas marcas tienen comal y metate con medio mundo, lo mismo ayudan a un asilo que a una candidata a reina hija del compadre y eso no es rentable, no abona al valor de marca, no tiene ni pies ni cabeza. Piense en esto: entre más utilidades tenga la marca, mas posibilidades de ayudar tendrá, pero si usted reparte el dinero de la marca sin propósito... pues... le va a mermar. Entonces, si no puede resistir la tentación de ayudar, hágalo con su dinero ¡no con el de la empresa!
¿Cómo saber si la causa elegida es la correcta? yo tomo en cuenta el alcance que tiene la causa, por ejemplo, si va a ayudar a mejorar la alimentación de los niños, es más rentable que haga una sinergia con el Colegio de Pediatras, que ayudar a un solo comedor, siempre y cuando este acuerdo de colaboración tenga impacto en muchos comedores ¿me sigue?, busque que sus acciones de marketing social lleguen a más personas posibles.
Pero entonces ¿en qué quedamos? ¿hacemos o no hacemos publicidad? no solo tiene que hacer publicidad para sumar gente a su causa, sino que tiene que “cacaraquearlo”, es mi forma de decir WOM (word of mouth), comentarlo en las reuniones con colaboradores, en eventos públicos “casarse” con la causa, repito, entre más personas sume y entre más alcance tenga esa ayuda, mejor para la marca.
Como bonus adicional, integre su estrategia de marketing social con otras estrategias, ejemplo: si patrocina algún equipo deportivo ¡súmelos a la causa!, si va a hacer BTL (activaciones) en autoservicios ¡también!, sume, sume y sume, es más, comprometa a sus proveedores. Hacer el bien está muy bien, hacerlo de forma estratégica y que sume al valor de marca ¡mejor!, esto le va a ayudar a posicionarse como una empresa que se preocupa por el bienestar social y eso, my friend, es muy rentable.
Búsqueme en mis redes sociales y coménteme, que luego no me gusta sentir que hablo sola.

* La autora es estratega de marketing, directora de Adirektiva, 
miembro de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias.

Comentarios