No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Apuntes

COM, sin billetes

Los deportistas, sin excepción, tienen el sueño de representar a su país en la máxima justa del mundo, Juegos Olímpicos, que este año se llevarán a cabo en Tokio.

Por Ángel González

Los deportistas, sin excepción, tienen el sueño de representar a su país en la máxima justa del mundo, Juegos Olímpicos, que este año se llevarán a cabo en Tokio.

Algunos, para llegar a la justa veraniega, hasta cambian de país, pero esa es otra historia.

El Comité Olímpico Mexicano necesita 23 millones de pesos, con lo que les alcanzaría para cubrir los gastos de la delegación que estará en los JO del 2020.

Cuando Mario Vázquez Raña era el bueno en el olimpismo mexicano, nunca pasó algo parecido.

Los comités olímpicos nacionales son una embajada del Comité Olímpico Internacional en los diferentes países y por muchos años Vázquez Raña tuvo el control en México.

El magnate de los muebles y medios de comunicación quitaba y ponía presidentes en el COM y nadie decía nada.

Cuando Raúl González Rodríguez, el marchista, medallista olímpico, dirigía la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, también lo hacía en la Confederación Deportiva Mexicana.

También querían la presidencia del COM; pero ahí toparon con pared y el poderío de Mario Vázquez Raña.

Pues bien, las cosas han cambiado y el COM no tiene presupuesto de la Conade y tendrá que rascarse con sus propias uñas para tener representación en Tokio.

La falta de billetes ya estaba presente desde mediados del 2019, cuando el Centro Deportivo Olímpico Mexicano dejó de prestar los servicios de hospedaje, alimentación y servicios médicos a los atletas mexicanos.

Aunque finalmente, el cierre fue parcial, pues algunas instalaciones siguieron operando con apoyos de la iniciativa privada, como los dormitorios y área de alimentación de quienes estaban concentrados, preparándose para Tokio 2020.

Conade, a través de la Secretaría de Educación Pública, entregaba apoyo económico al COM, pero en la presente administración, con Ana Gabriela Guevara al frente del máximo órgano rector del deporte en México, no hubo nada.

Carlos Padilla Becerra, presidente del COM, ha hecho trámites ante la SEP y Hacienda, buscando una partida presupuestal, pero a unos meses de la cita olímpica, no ha conseguido nada.

Conade trabaja con un presupuesto de mil 700 pesos, con un recorte de 70 y solicitó una ampliación de 500 millones para salir avante de los compromisos.

Muchos de los atletas mexicanos con boleto olímpico pertenecen a las fuerzas armadas y sería interesante averiguar si la Secretaría de la Defensa Nacional los apoyará en su aventura olímpica.

Muchos de los atletas triunfadores a nivel internacional están enrolados en el ejército mexicano, algunos hasta con grado.

Una de ellos es la racquetbolista Paola Longoria, quien es Sargento del ejército mexicano y hará su debut olímpico en Tokio, aunque este deporte será de exhibición.

Aunque juntar esos millones para la delegación mexicana no debe ser mucho problema, si las federaciones, que reciben presupuesto anualmente, hacen una vaquita.

Eso sí, se acabarán los viajes de placer para algunos directivos, que con el pretexto de acompañar a los deportistas, se iban con todo y familia, aunque no tuvieran ninguna función.

Con Andrés Manuel López Obrador como presidente mexicano, las cosas han cambiado y obligará a que los dirigentes del deporte se apliquen y hagan su trabajo, pues no todo es pedir y pedir para cumplir compromisos.

Ya no hay más espacio para los Apuntes, que hasta aquí llegan… por hoy.

Comentarios