No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

A grandes males, grandes soluciones...

Tras escuchar el mensaje que emitió el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, este domningo 5 de abril, en Canirac nos quedamos con las ganas de escuchar las medidas que el sector productivo ha solicitado, con el fin de conservar los más de 2 millones de empleos que genera el sector gastronómico en el país.

Por Miguel Ángel Badiola

Tras escuchar el mensaje que emitió el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, este domningo 5 de abril, en Canirac nos quedamos con las ganas de escuchar las medidas que el sector productivo ha solicitado, con el fin de conservar los más de 2 millones de empleos que genera el sector gastronómico en el país.

No se anunció ningún plan de reactivación económica o alguna política fiscal para paliar la crisis que estamos enfrentando las empresas por esta pandemia que, sabemos, no tendrá un fin en el corto plazo.

La industria restaurantera que representa CANIRAC opera bajo las normatividades que demanda la autoridad, cumpliendo en todos los ámbitos legales y, en este contexto, haciendo un esfuerzo enorme por cumplir con las obligaciones fiscales y de pago de sueldos, aun cuando las ventas han caído de manera exhorbitante. Incluso muchos establecimientos han cerrado sus puertas y muchos otros no creen soportar las cuatro semanas de cuarentena.

Más del 80% de las empresas en México son micro, pequeñas y medianas, las cuales necesitan, hoy más que nunca, del apoyo de nuestras autoridades, pues nuestro organismo a nivel nacional habla ya de una pérdida del 20% del valor de nuestros negocios, el cual podría tardar hasta 15 años en recuperarse.

Vemos cómo se están juntando factores como la depreciación del peso, la degradación de la calificación, una recesión, un desempleo: de manera que, a grandes problemas, grandes soluciones y, en este sentido, no se puede solucionar una pandemia de esta naturaleza con medidas que no sean del mismo volumen.

Diversas han sido las cámaras empresariales, como CANIRAC, que se han pronunciado por aplazamientos en el pago de impuestos y, que quede claro, no se ha hablado de pagar menos o de no pagar contribuciones, solo se ha solicitado una prórroga, a fin de poder subsistir durante esta contingencia sanitaria, así como créditos a tasas preferenciales.

Por lo pronto, apelamos a la solidaridad de la ciudadanía, eligiendo consumir lo local, apoyando el servicio a domicilio y para llevar que algunos restaurantes han implementado, pues no se trata de paralizar la economía, sino de mantener las medidas preventivas sanitarias y de distanciamiento social, de manera que pronto salgamos de esta crisis.

* El autor es presidente de la Canirac Baja California

Comentarios