Columnas MIRADOR

Mirador

Hu-Ssong tomó una gran hoja blanca, mojó un pincel en tinta china y puso en el centro un pequeño punto negro. Alzó en seguida la hoja y preguntó a sus estudiantes: –¿Qué ven? Todos respondieron que veían un punto negro. Dijo entonces Hu-Ssong: –Qué raro. Ninguno de ustedes vio una gran hoja blanca con un pequeño punto negro. A continuación el maestro les explicó a sus discípulos que casi siempre vemos en las personas un defecto, una falla, algún error, y sin embargo casi nunca observamos sus buenas cualidades; el bien que han hecho a los demás. –Todos llevamos en nosotros algún punto negro –concluyó Hu-Ssong–. Esperemos que los demás sepan ver la hoja blanca en que ese punto está. ¡Hasta mañana!...

Comentarios