Tendencias

Covid-19

Crédito Infonavit

Novedades en Netflix

Precio del dólar

Clima en México

Liga MX

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tecnología

Criptomonedas que buscan ser más ‘verdes’ que el Bitcoin

Más de 60% de la electricidad que consumen las granjas de criptodivisas a nivel global proviene de fuentes fósiles: Cambridge.

Avatar del

Por Redacción/GH

En general, Cambridge apunta a que 61% de la electricidad que consumen las granjas de criptodivisas a nivel global actualmente proviene de fuentes fósiles, mientras que solo el 39% es energía renovable.(Pixabay)

En general, Cambridge apunta a que 61% de la electricidad que consumen las granjas de criptodivisas a nivel global actualmente proviene de fuentes fósiles, mientras que solo el 39% es energía renovable. | Pixabay

Bitcoin consume al año más electricidad que toda Argentina, de acuerdo con una investigación de la Universidad de Cambridge, con sede en Inglaterra.

Esto se debe a que el proceso de minería que la respalda requiere de resolver acertijos matemáticos complejos desde dispositivos como computadoras, generalmente agrupados en ‘granjas’. Estas necesitan grandes cantidades de energía para operar, y es por eso que resultan un problema para el medio ambiente, indica Unocero.

Ante ello, existen otras criptodivisas, denominadas colectivamente ‘altcoins’, que buscan ser más ecológicas que Bitcoin, tomando medidas  que les permitan disminuir el impacto de sus procesos de minería en nuestro planeta.

Algunas de estas ‘altcoins’, como Ethereum, SolarCoin y Litecoin, han demostrado sus esfuerzos por ser más ‘verdes’. Por ejemplo, actualmente esta última solo utiliza una cuarta parte del tiempo para producirse en comparación con Bitcoin y, contrario a la criptomoneda más famosa, que requiere de hardware poderoso para ser minada y por lo tanto de más electricidad, Litecoin puede extraerse con computadoras estándar.

SolarCoin recompensa a quienes invierten en energía renovable, ofreciendo una de sus monedas por cada megavatio hora generado con tecnología solar.

Otra medida relevante es la de Ethereum. Las criptomonedas utilizan diferentes procesos para completar transacciones. Bitcoin usa un protocolo conocido como prueba de trabajo en el que una red de mineros compite por resolver problemas matemáticos, el problema es la energía que estos requieren para poder convertirse en ‘ganadores’.

Ethereum utiliza ahora un proceso diferente llamado prueba de participación, un protocolo diseñado con las preocupaciones ambientales sobre el sistema de prueba de trabajo en mente. Este elimina la competencia entre mineros para evitar que busquen la mayor potencia informática, y por lo tanto electricidad.

En general, Cambridge apunta a que 61% de la electricidad que consumen las granjas de criptodivisas a nivel global actualmente proviene de fuentes fósiles, mientras que solo el 39% es energía renovable.

En esta nota

Comentarios