Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología / Astronomía

Posibles evidencias de esferas de Dyson y civilizaciones alienígenas: ¿Qué es una esfera Dyson y para qué funciona?

Construir una Esfera de Dyson requeriría materiales extremadamente fuertes y ligeros y tecnologías avanzadas de fabricación y ensamblaje en el espacio.

Esfera de Dyson creada por la IA.

La búsqueda de vida extraterrestre adopta diversas formas, desde la caza de planetas similares a la Tierra hasta la observación de estrellas con características similares al Sol y la sintonización para captar transmisiones alienígenas. Sin embargo, una búsqueda específica durante más de 60 años se ha centrado en la idea de una Esfera de Dyson.

Esfera de Dyson creada por la IA.

Concepto de la Esfera de Dyson

Propuesta por el físico Freeman Dyson en 1960, la Esfera de Dyson es una megaconstrucción teórica que una civilización avanzada (al menos de Tipo II en la escala de Kardashev) podría construir alrededor de su estrella para aprovechar una gran parte de su energía. Con el tiempo, este concepto ha evolucionado para incluir diversas estructuras, como anillos, burbujas y enjambres de satélites que recolectan la energía de la estrella. Estas estructuras provocarían una variabilidad en la luminosidad de la estrella y un exceso de luz infrarroja debido al calor residual.

Investigación reciente

Recientemente, dos estudios independientes han identificado posibles candidatos a Esferas de Dyson. Uno de los estudios, liderado por el estudiante de doctorado Matías Suazo en la Universidad de Uppsala, es parte del Proyecto Hephaistos, cuyo objetivo es buscar inteligencia extraterrestre a través de firmas indirectas de ingeniería astronómica. Analizando datos ópticos e infrarrojos de satélites como Gaia, WISE y 2MASS, el equipo desarrolló un método para identificar posibles Esferas de Dyson. Los resultados fueron publicados en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Esfera de Dyson creada por la IA.

Suazo y su equipo crearon un proceso especializado para detectar fuentes que muestran excesos infrarrojos anómalos, excluyendo fuentes naturales conocidas. Este método permitió reducir el número inicial de cinco millones de objetos a solo siete candidatos convincentes.

Detección y desafíos

“Todas las fuentes son emisoras claras de infrarrojo medio sin contaminadores claros ni firmas que indiquen un origen obvio de infrarrojo medio”, menciona el estudio. No obstante, los autores señalaron que causas naturales, como discos de escombros cálidos, podrían eventualmente descalificar incluso a estos candidatos de alta calidad.

Esfera de Dyson creada por la IA.

Simultáneamente, un estudio realizado por la International School for Advanced Studies en Italia encontró 53 estrellas con mediciones de exceso de infrarrojo medio. Ambas investigaciones sugieren que los discos de escombros extremos, formados tras colisiones planetarias, podrían también explicar estos resultados.

Esferas de Dyson: concepto y funcionamiento

Las Esferas de Dyson no son esferas sólidas. Dyson imaginó una colección de satélites, paneles solares y estaciones espaciales orbitando alrededor de la estrella para recolectar su energía. Estos componentes individuales estarían equipados con paneles solares para convertir la luz y el calor en energía utilizable, que luego podría ser transmitida mediante microondas, láseres u otros métodos.

Implicaciones y desafíos

Construir una Esfera de Dyson requeriría materiales extremadamente fuertes y ligeros y tecnologías avanzadas de fabricación y ensamblaje en el espacio. Además, la detección de una Esfera de Dyson podría indicar la existencia de una civilización tecnológicamente avanzada, aunque mantener una estructura de esta escala presentaría desafíos continuos.

Esfera de Dyson creada por la IA.

Consideraciones futuras

Es crucial descartar todas las explicaciones naturales antes de atribuir estas observaciones a civilizaciones alienígenas. David Hogg, coautor del segundo estudio, comentó que la explicación más probable sigue siendo una natural, como la colisión de dos planetas que produce una gran cantidad de material.

Para confirmar estas hipótesis, los científicos necesitarán examinar más de cerca estos candidatos, posiblemente con el Telescopio Espacial James Webb. Sin importar los resultados, los datos de seguimiento prometen ser interesantes y abrir nuevas perspectivas en la búsqueda de vida extraterrestre.

En esta nota