Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología / James Webb

Descubrimiento del telescopio James Webb revela la fusión más temprana conocida de dos agujeros negros masivos

Hasta ahora, los astrónomos no estaban seguros de cómo los agujeros negros supermasivos se volvían tan grandes.

Imagen ilustrativa de un agujero negro generada por la IA.

FLORIDA.-El telescopio espacial James Webb ha descubierto la fusión más temprana conocida de agujeros negros.

Estos dos gigantescos agujeros negros y sus galaxias se consolidaron apenas 740 millones de años después del Big Bang, que dio origen al universo. Es la detección más distante jamás realizada de agujeros negros en fusión, informaron los científicos el jueves.

Uno de los agujeros negros tiene una masa 50 millones de veces mayor que la del sol. Se piensa que el otro es de tamaño similar, pero está enterrado en un gas denso, lo que dificulta su medición.

Hasta ahora, los astrónomos no estaban seguros de cómo los agujeros negros supermasivos se volvían tan grandes.

Los últimos hallazgos, publicados en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, sugieren que las fusiones son el modo en que los agujeros negros pueden crecer tan rápidamente, “incluso en el amanecer cósmico,” dijo la autora principal Hannah Ubler, de la Universidad de Cambridge.


—  Los agujeros negros masivos han estado moldeando la evolución de las galaxias desde el principio,” dijo Ubler en un comunicado.

Lanzado en 2021 como el eventual sucesor del telescopio espacial Hubble de la NASA, el Webb es el observatorio más grande y poderoso jamás enviado al espacio.

Un proyecto conjunto entre EU y Europa, este observatorio infrarrojo estudia el universo desde una ubicación a 1 millón de millas (1.6 millones de kilómetros) de la Tierra.

En esta nota