Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología / Elon Musk

El primer chip cerebral de Neuralink transplantado en un humano se desprende del cráneo del paciente, ¿corre peligro?

El chip, diseñado para ayudar a pacientes con parálisis a controlar la tecnología solo con su mente, comenzó a desprenderse del cráneo del paciente, según informó la compañía de Elon Musk, Neuralink.

El primer chip cerebral de Neuralink transplantado en un humano se desprende del cráneo del paciente, ¿corre peligro?

ESTADOS UNIDOS.- El miércoles, Neuralink -la empresa de Elon Musk encargada del chip cerebral que en enero fue transplantada por primera vez a un humano- anunció que el chip sufrió un problema inesperado, ya que el dispositivo comenzó a desprenderse del cráneo del paciente, reduciendo la cantidad de datos que podía capturar.

La interfaz cerebro-computadora de Neuralink, conocida como BCI, fue implantada en el cerebro del paciente de 29 años, Noland Arbaugh, en enero.

El chip está diseñado para ayudar a pacientes con parálisis a controlar la tecnología externa solo con su mente, y Arbaugh, quien quedó paralizado de los hombros para abajo debido a un accidente de buceo hace ocho años, está participando en el ensayo de seis años de Neuralink para probar la seguridad del dispositivo.

Justo el mes pasado, Neuralink transmitió en vivo un video de nueve minutos de Arbaugh mostrando cómo funciona la tecnología BCI.

Se le vio jugando videojuegos, y explicó que simplemente imagina el movimiento del cursor hacia donde quiere que vaya y así sucede.

También te puede interesar: Paciente de Neuralink logra jugar Mario Kart con su mente

El chip de Neuralink contiene 1,024 electrodos en 64 “hilos”, que son más delgados que un cabello humano, programados para recopilar datos sobre la actividad neural del cerebro y la intención de movimiento, y enviar esos datos a la computadora de la empresa para decodificarlos y transformar los pensamientos en acción.

Sin embargo, en las semanas desde el asombroso video, “varios hilos se retraían del cerebro [de Arbaugh], lo que resultó en una disminución neta en el número de electrodos efectivos”, dijo Neuralink en una publicación de blog el miércoles, según informó anteriormente el Wall Street Journal.

Como resultado, Neuralink no pudo medir qué tan efectivo estaba siendo su sistema de electrodos y hilos.

No obstante, no está claro cuántos hilos se han desprendido.

En respuesta a este cambio, modificamos el algoritmo de grabación para ser más sensible a las señales de la población neural, mejoramos las técnicas para traducir estas señales en movimientos del cursor y mejoramos la interfaz de usuario”, agregó Neuralink, insistiendo en que la refinación mejorará la precisión de la capacidad de Arbaugh para controlar los bits por segundo (BPS) del cursor.

BPS, según la empresa, es “la medida estándar de velocidad y precisión”.

Estas mejoras produjeron una mejora rápida y sostenida en BPS, que ahora ha superado el rendimiento inicial de Noland”, dijo Neuralink.


Neuralink consideró retirarle el chip al paciente

La empresa, que recientemente cambió su sede de Delaware a Nevada, consideró retirar el implante, pero el problema no ha representado un riesgo directo para la seguridad de Arbaugh, informó el Journal.

Aun así, se planteó la posibilidad de retirar el implante de Arbaugh, una llamada “explantación”, según personas familiarizadas con el asunto citadas por el Journal.

Arbaugh se convirtió en el primer sujeto de prueba humano del chip desarrollado por la empresa propiedad de Musk cuando un cirujano robot conectó el implante a su cerebro. No estaba claro de inmediato cuántos otros participarán en el ensayo, o dónde se llevarán a cabo.

A pesar del contratiempo, Arbaugh al parecer está usando el sistema BCI de Neuralink durante aproximadamente ocho horas al día los días de semana, y hasta 10 horas los fines de semana.

“Ahora puedo simplemente acostarme en la cama y jugar todo lo que quiera”, dijo en la transmisión en vivo de marzo, al menos hasta que la batería de su chip recargable se agote.

Neuralink, fundada en 2016, ha mantenido en su mayoría en secreto la información sobre su tecnología y ensayos en humanos, lo que ha provocado llamados a una mayor transparencia.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos aprobó los ensayos en humanos del chip cerebral el año pasado después de que la empresa realizara cientos de pruebas en animales, y enfrentara críticas de grupos de derechos de los animales en el proceso.

Por su parte, Arbaugh ha dicho que se unió para probar el implante porque “quería ser parte de algo que siento que va a cambiar el mundo”.

Con información del NY Post.

También te puede interesar: Primer humano con un chip en su cerebro: ¿Cómo funciona y cuál es el objetivo del plan de Elon Musk con Neuralink?

Temas relacionados