Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología / Agujeros negros

Un agujero negro hasta ahora tranquilo ‘estalla’ y los expertos creen saber el motivo

Este fenómeno de “hipo periódico” es un comportamiento nuevo que no se había observado antes en agujeros negros, según los investigadores.

Un agujero negro previamente tranquilo, situado en el núcleo de una galaxia a aproximadamente 800 millones de años luz de distancia, ha experimentado una erupción inesperada, emitiendo chorros de gas cada 8,5 días antes de regresar a su estado normal.

Este fenómeno de “hipo periódico” es un comportamiento nuevo que no se había observado antes en agujeros negros, según los investigadores. Sugieren que la explicación más probable es la presencia de un segundo agujero negro más pequeño orbitando alrededor del central, impactando repetidamente su disco de gas y causando la expulsión de material cada 8,5 días.

Los hallazgos de esta “pareja de baile” han sido publicados en la revista Science Advances y desafían la concepción convencional de los discos de acreción, que se pensaban como estructuras de gas relativamente uniformes alrededor de los agujeros negros. Según estos resultados, los discos pueden ser más diversos, posiblemente incluyendo otros agujeros negros e incluso estrellas completas.

El descubrimiento se realizó gracias a una detección automatizada realizada por la red ASAS-SN, que monitorea el cielo en busca de fenómenos transitorios. En diciembre de 2020, se detectó un estallido de luz en una galaxia distante, lo que llevó a un estudio más detallado utilizando el telescopio Nicer de la NASA, que reveló las emisiones de rayos X cada 8,5 días.

Los investigadores sugieren que un segundo agujero negro más pequeño, orbitando alrededor del principal, es responsable de estos patrones periódicos de emisión de gas. Además, se sospecha que la interacción con una tercera entidad, posiblemente una estrella cercana, pudo haber contribuido al fenómeno.

Durante cuatro meses, el agujero negro principal se alimentó de los restos estelares mientras el segundo agujero negro continuaba orbitando, expulsando penachos de gas más grandes de lo habitual cada vez que atravesaba el disco.

Tras numerosas simulaciones, los científicos concluyen que este sistema podría representar un nuevo tipo de configuración con un agujero negro de masa intermedia orbitando alrededor de uno supermasivo, similar a un enfrentamiento entre David y Goliat en el espacio.

En esta nota