Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología / Luna

Módulo Odiseo finaliza con éxito su misión lunar y será “despertado” en unas semanas

El área de aterrizaje del módulo es una de las trece regiones candidatas para el alunizaje de la misión tripulada Artemis III de la NASA, programada para septiembre de 2026.

El módulo Odiseo, con aproximadamente seis horas restantes de autonomía en su sexto día de misión en la superficie lunar, está programado para ser desconectado en breve con el objetivo de intentar “despertarlo” en las siguientes dos o tres semanas, según anunció Intuitive Machines, la empresa privada responsable de la nave, durante una rueda de prensa celebrada este miércoles.

“Vamos a poner a ‘Odie’ en modo de reposo y esperamos reactivarlo en unas dos o tres semanas para llevar a cabo diversas pruebas”, reveló en la conferencia el cofundador de Intuitive Machines, Steve Altemus, quien describió como un “éxito sin precedentes” la “misión pionera” del módulo Odiseo, a pesar del percance ocurrido durante su alunizaje el pasado jueves.

Altemus, junto con científicos de su empresa y de la NASA, compartió hoy su entusiasmo durante la rueda de prensa celebrada en el Centro Espacial Johnson en Houston, por los hitos alcanzados en esta misión, que marca el primer aterrizaje de una nave espacial estadounidense en la Luna en más de 50 años, desde el Apolo 17 en 1972.

Esta también representa la primera vez que una misión privada ha logrado aterrizar con éxito en nuestro satélite natural.

Altemus destacó la gran cantidad de datos, fotografías e información que Odiseo ha estado transmitiendo. “Es simplemente asombroso ver la resistencia de la nave espacial, y estamos muy satisfechos”, afirmó.

Señaló que eventualmente, la generación de energía solar podría limitar la capacidad de enviar telemetría desde el módulo, ubicado a 80 grados al sur del Polo Sur lunar, pero “pondremos a ‘Odie’ en modo de reposo” con la esperanza de “reactivarlo” más adelante, cuando el sol vuelva a iluminar su panel solar.

Una misión pionera “Esto es algo sin precedentes, y la NASA nos brindó su confianza”, expresó Tim Crain, jefe de tecnología de Intuitive Machines, resaltando el éxito de la primera implementación del sistema de propulsión criogénica y del encendido en el espacio profundo de oxígeno metilo, ambos logros pioneros.

Joel Kearns, administrador asociado adjunto de exploración en la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, elogió al equipo de Intuitive Machines por esta misión y anticipó otras por venir.

Kearns valoró que esta es la primera vez en el siglo XXI que una empresa privada estadounidense ha desembarcado equipos y datos de ingeniería y ciencia en la Luna, lo que representa una fuente de información muy valiosa.

Se mostró emocionado de presenciar el “sexto día de esta nueva era del siglo XXI”, después de que Odiseo completara un aterrizaje lunar suave, un logro significativo.

Expresó su convicción de que esta misión es un éxito y puede interpretarse como un primer paso para regresar a la Luna, indica EFE.

Los expertos presentes en la conferencia, incluida Sue Lederer, científica de la NASA, coincidieron en que la misión Odiseo es pionera en el desarrollo de la ciencia robótica más sofisticada, la cual será fundamental para llevar a los exploradores humanos de regreso a la Luna.

Además, la misión confirma la viabilidad del modelo comercial de servicios de carga útil lunar mediante una empresa privada.

El módulo de aterrizaje transportó instrumentos científicos de la NASA a la región del Polo Sur de la Luna como parte de la iniciativa Commercial Lunar Payload Services (CLPS) de la agencia y la campaña Artemis.

Odiseo, que aterrizó el jueves pasado en el satélite, ha estado transmitiendo imágenes y datos científicos de manera eficiente como parte de la misión IM-1 de la compañía con sede en Texas.

La agencia espacial estadounidense pagó aproximadamente 118 millones de dólares (109 millones de euros) por el transporte de instrumentos científicos y tecnológicos en seis cargas útiles, que forman parte de las doce cargas transportadas por el módulo de la serie Nova-C de la compañía.

El área de aterrizaje del módulo es una de las trece regiones candidatas para el alunizaje de la misión tripulada Artemis III de la NASA, programada para septiembre de 2026.

La agencia espacial cree que esta región inexplorada podría contener depósitos de agua congelada.

En esta nota