Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tecnología /

El MIT desarrolla un modelo que predice el impacto del calzado en el rendimiento del corredor

Fay visualiza un futuro en el que las personas podrían enviar un video de sí mismas corriendo, y se podría crear un calzado personalizado y fabricado en 3D específicamente para ellas.

En el futuro podría haber zapatillas deportivas personalizadas e impresas en 3D /istock

ESTADOS UNIDOS.- Ingenieros del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) han creado un modelo predictivo con el objetivo de ayudar a los diseñadores a optimizar el rendimiento de las zapatillas para corredores individuales. El modelo tiene en cuenta las características físicas únicas de un corredor, como la altura, el peso y las dimensiones generales, así como propiedades específicas del calzado, como la rigidez y la elasticidad a lo largo de la entresuela.

El objetivo principal del modelo es simular la zancada de carrera de una persona con diferentes tipos de calzado, lo que permite a los investigadores identificar el calzado que minimiza la energía gastada por el corredor, definiendo así un rendimiento óptimo. Aunque el modelo destaca al comparar tipos de calzado muy diferentes, su efectividad disminuye al lidiar con diseños relativamente similares, como la mayoría de las zapatillas para correr disponibles comercialmente.

Dirigido por el Laboratorio de Deportes del MIT y el Instituto de Datos, Sistemas y Sociedad, el equipo de investigación, liderado por la investigadora postdoctoral Sarah Fay y la profesora Anette “Peko” Hosoi, visualiza el modelo como una herramienta valiosa para diseñadores de calzado innovadores.

Fay explica:

Los diseñadores de calzado están empezando a imprimir zapatillas en 3D, lo que significa que ahora pueden fabricarlas con una gama mucho más amplia de propiedades que con solo un bloque regular de espuma. Nuestro modelo podría ayudarles a diseñar zapatillas realmente novedosas que también sean de alto rendimiento”.

Aunque actualmente está dirigido a diseñadores, el equipo planea perfeccionar el modelo, con el objetivo final de permitir a los consumidores elegir zapatillas adaptadas a sus estilos de carrera individuales. Fay visualiza un futuro en el que las personas podrían enviar un video de sí mismas corriendo, y se podría crear un calzado personalizado y fabricado en 3D específicamente para ellas.

Los investigadores se inspiraron en el pionero de la biomecánica Thomas McMahon, quien, en la década de 1970, utilizó un modelo simple de “resorte y amortiguador” para predecir la mecánica de la zancada de un corredor y optimizar el rendimiento en diversas superficies de pista.

El modelo, que incorpora la dinámica de un corredor como un centro de masa con cadera y pierna, considera tanto dimensiones definibles como altura y peso, como factores menos tangibles, como una “función de costo biológico”. Este último representa un objetivo subconsciente de minimizar medidas biológicas, con la mayoría de los corredores centrados en minimizar el impacto y el gasto energético.

Te puede interesar: La nueva app de citas que utiliza IA para ayudarte a romper el hielo

A medida que el equipo del MIT continúa mejorando el modelo, esperan que proporcione una herramienta cuantitativa para los diseñadores, permitiéndoles diseñar zapatillas adaptadas para propósitos específicos, como carreras de 10K o maratones.