Tendencias
Cintilla de tendencias

Fltros antialcohol

Alerta Amber

Pueblo Yaqui

Garitas

VIDEO | Premio Sonora a la Filantropía: "Gil" busca disminuir impactos del muro entre México con EU con apoyos a sonorenses

Powell B. Gillenwater recibe la distinción en la Categoría de Persona en el Premio Sonora a la Filantropía

Avatar del

Por YESICKA OJEDA

“Gil” es buen vecino y buen amigo en la frontera

• Más de 100 mil personas se han beneficiado
con los apoyos alimentarios que entrega
Powell B. Gillenwater en Agua Prieta.

Powell B. Gillenwater, originario de Arizona, desde hace 34 años vive para ayudar a los habitantes más vulnerables de Agua Prieta, Sonora, a quienes encontró por equivocación en su camino mientras se dirigía a Nogales.

Gillenwater fue distinguido en la Categoría de Persona dentro de la edición número 15 del Premio Sonora a la Filantropía junto con Caffenio y Banco de Alimentos de Hermosillo, en las categorías de Empresa e Institución, respectivamente.

Cuando Powell era un niño, sus padres lo llevaban de forma constante a Nogales, donde vio las necesidades económicas que vivían los habitantes de la frontera con México y esas imágenes nunca las pudo borrar de su mente.

En 1987 mientras cenaba y bebía en Acción de Gracias con sus padres y hermanos se vio rodeado en abundancia y pensó en todas esas personas que no tenían la manera de cubrir sus necesidades básicas y se levantó de la mesa acompañado de uno de sus hermanos para ir a llevarles alimento.

Me di cuenta que no podía seguir cenando y bebiendo mientras otras personas no tenían qué comer, me levanté de la mesa y mi hermano me siguió, compramos 2 mil dólares en comida y nos fuimos a Nogales a repartirla pero en el camino me pasé la vuelta y terminé en Agua Prieta”, externó.

CREA FUNDACIÓN

Al llegar a ese municipio que jamás había escuchado nombrar y conocer a su gente, no dudó en regresar y crear la Fundación Rancho Feliz con la que ha ayudado a más de 100 mil aguapretenses con alimento, casas y becas.

Tras realizar la primera labor altruista, los hermanos sintieron que sus corazones estaban llenos, lo cual no habían sentido antes, pese a tener todo a su alcance en materia económica.

Me di cuenta después que a las personas que estaba ayudando también me ayudaban, porque de donde provengo son muy privilegiados, pero mi alma estaba y pensé que era interesante alimentar estómagos y mientras ellos alimentan mi corazón y funcionó”, comentó.

En la actualidad entrega cerca de 400 toneladas de comida y 2 mil becas por año con el apoyo de 25 mil voluntarios de Estados Unidos y Canadá, así como de sus dos hermanos y hermana, quienes se han sumado a las donaciones.

• Página especial de la Fundación Rancho Feliz, creada por Powell B. Gillenwater.

OTRAS ACCIONES

También ha construido edificios para darles un techo donde vivir a las personas que viven en extrema pobreza con el propósito de mejorar su calidad de vida y aminorar los efectos del muro que divide México de Estados Unidos.

Trabajar a través de la frontera es muy difícil porque los americanos y mexicanos piensan de manera diferente en muchas cosas, no estoy diciendo que uno sea bueno y otro correcto, sino diferentes, y es muy difícil trabajar a través de la frontera, pero con el apoyo de Katia, Demetrio y Martín ha logrado suavizarlo”, indicó.

A lo largo de 34 años, Gillenwater ha invertido más de 16 millones de dólares en Agua Prieta y tiene contemplado continuar apoyando a los habitantes de ese municipio que tanta abundancia le han regalado a su vida.

Hace apenas cuatro años se casó y aunque no tiene hijos, considera como suyos a todos los niños y jóvenes que ha ayudado a salir adelante en sus estudios con las becas que le otorga.

Ahora me doy cuenta que tengo abundancia en la vida, al servir a otros es cuando tenemos abundancia, de esa manera se logra tenerla y mis hermanos me han apoyado en esto, donado a través de los años”, apuntó.

En el futuro no tiene planes para extender su apoyo a otras regiones de México, pues su interés es crecer de manera vertical y que los jóvenes mexicanos se involucren en el voluntariado para intercambiar culturas y crear lazos.

Estamos todos en este bello planeta y todos somos iguales, es importante que haya un intercambio cultural, que se creen lazos participando también los jóvenes mexicanos”, puntualizó.

• Entre los apoyos que ha entregado Powell B. Gillenwater se encuentra la entrega de viviendas dignas a ciudadanos que viven en extrema pobreza.
FOTO: ESPECIAL

PRIMER RECONOCIMIENTO

Por primera vez recibirá un reconocimiento en México, el premio Sonora a la Filantropía, en la Categoría a Persona por la labor altruista que ha realizado por más de tres décadas en Agua Prieta en beneficio de más de 10 mil personas, entre niños, jóvenes y adultos.

Este reconocimiento hace que 34 años de trabajo hayan valido la pena, significa mucho para mí porque quiero ser un ejemplo para mexicanos y americanos”, señaló.

El originario de Arizona mejor conocido como Gil, logró hacer su fortuna en el negocio de bienes raíces, lo cual combinó con viajes de exploración a la naturaleza y a la filantropía.

Su ganas de apoyar no quedan en la Fundación Rancho Feliz, también se ha dedicado a recaudar fondos para deportes extremos y eso lo llevado a recibir reconocimientos como “Hon Kachina Award”, el más alto honor de Arizona por su voluntariado y el “Premio al buen vecino” que entrega cada año la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.

• A los estudiantes Powell B. Gillenwater los ha apoyado con becas, computadoras e impresoras para que continúen su educación.
FOTO: ESPECIAL
En esta nota

Comentarios