No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Mejora seguridad por vigilancia en la Sierra Alta: Habitantes

Desde hace dos meses, la Guardia Nacional, el Ejército y la Policía patrullan la región.

Avatar del

Por Eduardo López y Shaila Rosagel

La tarde del sábado personal del Gobierno de la República instalaba el escenario para el evento de hoy con el presidente Andrés Manuel López Obrador.(Eduardo López)

La tarde del sábado personal del Gobierno de la República instalaba el escenario para el evento de hoy con el presidente Andrés Manuel López Obrador. | Eduardo López

Dice el dicho que los bienes son para remediar los males, pero en la región de la Sierra Alta sonorense ocurrió lo contrario, un hecho negativo propició una mejor seguridad en la zona, según los habitantes de estas comunidades.

El pasado 4 de noviembre de 2019, en una brecha que conecta poblaciones de Sonora y Chihuahua, nueve integrantes de la comunidad mormona de La Mora, seis niños y tres mujeres, fueron asesinados por presuntos integrantes del crimen organizado.

En los días siguientes, los gobiernos federal y estatal dirigieron a elementos de la Guardia Nacional, el Ejército Mexicano y la Policía Estatal de Seguridad Pública a la zona, para resguardar a los municipios de Bavispe, Bacerac y Huachinera, así como los poblados pertenecientes a estos.

Desde entonces, de acuerdo con los habitantes de esta zona rural del Estado, la tranquilidad ha prevalecido, hay mayor seguridad en los pueblos y en los caminos, aunque no se confían y se preguntan qué pasará cuando éstos se retiren.

Ahorita hay mucha seguridad, ojalá que no se vayan porque quién sabe cuándo se retiren si pueda haber problemas, quién sabe cómo irá a seguir", expresó Agustín Rascón, habitante de Bavispe, que asegura el poblado nunca ha sido peligroso.

Para la alcaldesa de Bacerac, Alba Luz Ferra-Martínez Sañudo, la población que gobierna se mantiene tranquila, como siempre ha sido, pues no existe recuerdo de una masacre como la que pasó con los LeBarón, Langford y Miller.

"Creo que los ciudadanos están seguros, un poco perturbados por lo que sucedió pero hasta ahora seguros", aseguró, "el hecho de que esté aquí el Ejército y la Guardia Nacional nos hace sentir seguros".

A la alcaldesa la secunda Alicia, una vecina de San Miguelito, población aledaña a Bavispe, quien asegura que si bien se asustaron meses atrás, ahora se encuentran tranquilos con la presencia de los soldados, por lo que temen su retiro.

"No hay robos ni asaltos, todo el tiempo ha sido muy tranquilo el pueblo, ha habido problema en La Mora, pero aquí no, y no hay problemas con el crimen, como balaceras y eso", apuntó Guadalupe Ramírez, habitante de Bacerac.

Un rumor que se escucha en las comunidades de la Sierra Alta de Sonora es la instalación de una base permanente de la Guardia Nacional en Bavispe, lo cual esperan los habitantes que sea confirmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su visita de este día.

"Nadie viene para acá"

El silencio envuelve a Huachinera, un pueblo de unos mil habitantes y a una hora de camino de distancia de La Mora, la comunidad mormona donde habitan las familias LeBarón y Langford.

En la víspera de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a La Mora, una mujer sirve picadillo con calabaza y tortillas de harina hechas a mano para comer, mientras conversa sobre el acontecimiento que se espera para este domingo: la primer visita de un Presidente de la República a la región, desde que tiene memoria.

"Si no pasa esta masacre ni nos toman en cuenta, no viene nadie para acá. Estos son pueblos olvidados por todos", dice Graciela Martínez, quien se refiere a la masacre ocurrida el año pasado.

En esta nota

Comentarios