Tendencias
Cintilla de tendencias

Lluvias en Hermosillo

Falta de agua en Kino

Precio del dólar

Garitas

Ven necesario revisar filtros de alcoholimetría

Ciudadanos ignoran sus garantías y en estos retenes no hay alguna autoridad que los oriente.

Avatar del

Por GAMALIEL GONZÁLEZ

Ven necesario revisar filtros de alcoholimetría(Banco digital)

Ven necesario revisar filtros de alcoholimetría | Banco digital

SEGUNDA DE DOS PARTES

Circular por la noche y ser detenido en un retén policiaco en el que está presente más de una docena de agentes, con patrullas al lado de la vía con las torretas encendidas, puede generar preocupación y nerviosismo independientemente de si el conductor ha bebido o no alcohol.

Y es que, con el objetivo de detectar a personas en conducción punible, la Policía Municipal instala en la ciudad filtros de alcoholimetría en distintos puntos.

En un recorrido realizado por este medio se pudo observar que en los filtros de alcoholimetría no participa personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, ni organismos civiles, y tampoco hay un juez calificador. Esto puede propiciar una relación de corrupción entre agentes y ciudadanos o de confusión, de acuerdo a testimonios de conductores.

La multa por conducir en estado de ebriedad oscila entre 150 y 200 Umas, según se detalla en la Ley de Tránsito del Estado de Sonora, que en moneda nacional significa un mínimo de 14 mil 433 pesos y un máximo de 19 mil 244; sin embargo, la autoridad lo cobra en un rango menor.

En estos puntos de revisión, la cantidad de 200 pesos puede ser la diferencia entre incurrir en actos de corrupción y salvarse de la multa, o hacerse acreedor a la sanción, según testimonios como el de Gissel, de 29 años.

La joven dijo que pasó en su vehículo por el retén que se instaló el pasado sábado 16 de julio en el bulevar Vildósola y Colegio de Bachilleres a las 23:00 horas, y el oficial de Tránsito que le hizo la primera revisión le pidió al menos 200 pesos para dejarla ir.

Reconoció que había bebido tres cervezas, por lo que al ser revisada su estado etílico excedió la norma, que indica 0.040 gramos de alcohol por 210 litros de aire espirado. Ella resultó con .125 gramos de alcohol.

Me dijo: ‘Ya vi que sí tomaste ¿cómo le hacemos? Porque poniendo tu carro a un lado ya no puedo hacer nada…’”, recordó. ‘¿Y qué hago’, dije. ‘Pues a ver ¿qué traes?’ (preguntó el policía). Saqué mi monedero, porque es donde traigo mi licencia. ‘Pero no traigo nada, en serio’, le dije”.

Expresó que la instrucción que le dio el oficial fue que no pusiera las manos a la vista y que cualquier dinero se lo entregara al interior de la unidad.

En serio no traía nada… literal había un billete de 20 y moneditas, era todo lo que traía, y me dijo: ‘No, pues así no’”, relató.

La joven reconoció que intentó aceptar la oferta que hizo el oficial de darle un soborno; sin embargo, no traía suficiente efectivo.

Entonces el agente le pidió que orillara la unidad y después la encaminó con el médico legista, contó.

ASEGURA QUE SÍ PODÍA MANEJAR

Gissel afirmó que sí podía conducir con seguridad el carro y que tomó algunas medidas, como esperar dos horas después de beber el acohol, así como comer y tomar agua simple.

La joven desconoce cuáles son sus derechos como ciudadana en los filtros de alcoholimetría que la Policía de Hermosillo instala desde finales de noviembre del 2021; tampoco sabe si hay un ombudsman que oriente y que esté a disposición de los conductores.

En total, Gissel pagó 9 mil 500 pesos, de los cuales mil fueron destinados a cubrir los gastos de una grúa.

Uno de los oficiales en el lugar aseguró que si fueran “rígidos” podrían además detener a los conductores y llevarlos a los separos de la comandancia, pues aunque la sanción sólo es administrativa la ley también los faculta para ello.

Los filtros que instala la Policía están conformados por un médico legista, un integrante del Departamento de Asuntos Internos, alrededor de doce oficiales y cuatro grúas de una empresa.

NO CUMPLEN: CANIRAC

Manuel Lira Valenzuela, presidente de Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac Sonora), dijo que tienen conocimiento que los filtros se instalaron para reducir el número de accidentes, pero algunos acuerdos tomados con la Policía de Hermosillo no se respetan.

Los integrantes de Canirac se reunieron en diciembre del 2021 con las autoridades de Seguridad Pública Municipal, junto a quienes determinaron que los filtros se instalarían de manera aleatoria, en lugares donde no afectaran a los restaurantes, algo que, asegura, no se ha cumplido.

También se había determinado que en los filtros de alcoholimetría estaría presente personal de derechos humanos, organizaciones civiles y agentes del Ministerio Público, y tampoco ha es así.

Habíamos acordado que se iba a instalar un médico legista, que iba a haber un (agente) del Ministerio Público, gente de derechos humanos, un representante de una asociación civil… esto con la finalidad de que no hubiera distingos y malos tratos hacia los conductores”, subrayó Lira.

Aseguró que en ocasiones ni siquiera está el médico legista, y que las pipetas con que miden los grados alcohol con la exhalación no están avaladas por la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA).

Ante ello, pidió que se respete el acuerdo al que llegaron los integrantes de Canirac con Seguridad Pública Municipal, para mayor tranquilidad de los conductores.

NO HAN INVITADO A PARTICIPAR A DERECHOS HUMNANOS

La Comisión Estatal de Derechos Humanos no participa en los retenes antialcohol que la Policía Municipal coloca porque no ha recibido la invitación, informó Judith Esparza Lozano, primera visitadora general del organismo.

Desde el año pasado ya no se ha reiterado la invitación, pero se está viendo porque estamos en periodos de organización respecto a las labores que se están llevando a cabo de los visitadores y los visitadores adjuntos, porque son las personas que tenemos fe pública”, añadió.

La funcionaria de la CEDH invitó a las personas con quejas a comunicarse ante la Comisión y prefirió no pronunciarse ante la legalidad de los filtros de alcoholimetría.

Esparza Lozano indicó que el trabajo de la Comisión en los filtros de alcoholimetría sería sólo como observador, para velar por los derechos.

Por un lado sería el derecho de tránsito, que sin ningún motivo se le impidiera a la persona deambular por la ciudad, o inclusive pudiera ser algún derecho con su integridad física o como persona, en relación a que hubiera discriminación”, detalló.

También pueden levantar quejas de oficio ante un exceso evidente de la autoridad.  La Comisión no participa en los filtros desde el 2021.

En esta nota
  • Retén policiaco

Comentarios