Tendencias
Cintilla de tendencias

EL IMPARCIAL 85 Aniversario

Sequía en Sonora

Falta de agua

Garitas de Nogales

Son las bellotas símbolo y tradición de Nogales

El fruto es saboreado desde hace muchos años por los vecinos de la frontera y buscado por los turistas y por quienes van de paso.

Avatar del

Por Manuel Jiménez

La venta de bellotas es tradición en estas fechas en la frontera.(Manuel Jiménez)

La venta de bellotas es tradición en estas fechas en la frontera. | Manuel Jiménez

Nogales, Sonora.- Es símbolo y parte del escudo de la ciudad, utilizado como nombre de selecciones deportivas y es el fruto que distingue a la ciudad fronteriza, las bellotas son patrimonio y tradición de los nogalenses.

Desde que se tienen registros de los usos y costumbres de esta ciudad, existen anécdotas de cómo los primeros moradores de Nogales a finales del mes de junio y principios de julio realizaban caminatas a los montes para recolectar las bellotas.

En aquellos años era muy normal entrar a las tiendas de abarrotes para comprar bellotas o ver en las calles a vendedores ambulantes ofreciendo el característico fruto de Nogales a los turistas o viajeros.

El crecimiento poblacional, la construcción de fraccionamientos habitacionales, así como de la industria y sector comercial derivó, y aún se sigue observando, en la deforestación y tala de cientos de hectáreas de bellotas.

En los últimos años, lugares del periférico Luis Donaldo Colosio y sector Greco, son de las áreas con mayor tala de árboles de bellotas, pero aún hay zonas extensas donde las personas pueden recolectar el tradicional fruto.

FIELES A LA TRADICIÓN

En un recorrido de EL IMPARCIAL por El Bellotoso, ubicado al Sur de la ciudad, encontramos debajo de un árbol recolectando bellotas al señor Victoriano López Piña, de 84 años de edad.

“Desde que me parieron me acuerdo que junto bellotas, a mí me gustan mucho y a mi familia también y recuerdo que desde que llegué a Nogales por allá en 1962 siempre he venido a recolectar mis bellotas”, dijo.

La situación de la actual contingencia sanitaria del Covid-19 ha mermado la tradición, pero aún se observan vendedores de bellotas, como el caso de Cruz Francisco Ibarra Morales y Javier González.

Los dos hombres dicen tener alrededor de diez años dedicándose a recolectar y vender bellotas, lo hacen en la Carretera Internacional frente al Cereso de Nogales y entrada del sector El Bellotoso.

Nosotros nos levantamos muy temprano para recolectar las bellotas y luego ya nos venimos a venderlas, tenemos bolsitas desde 20 pesos, de 50 y hasta de 200 dependiendo lo que quiera la gente”, expresó Cruz Francisco.

Las nuevas generaciones han ido perdiendo la tradición que servía como día de campo y motivo para reunir a la familia, pero aún hay habitantes que recuerdan con nostalgia esos tiempos de la recolección de bellotas.

Jesús Valenzuela Montiel, de 79 años de edad, residente de la colonia Héroes, recuerda los años sesenta cuando acompañaba a su mamá María Luisa y su comadre Anita Villegas, a los montes de Nogales para recolectar bellotas.

“Nos íbamos temprano para ganarle al Sol a un lado de la pila de Portezuelos, o al Greco donde había muchas bellotas y ya cuando tuvimos un carrito nos cruzábamos al otro lado por un ranchito donde había muchas avestruces.

“Recuerdo que llevábamos como ‘lonche’ burritos y un galón con agua, en ese entonces no había botellitas y nosotros los chamacos nos comíamos el lonche y mi mamá y las vecinas recolectaban las bellotas”, recordó.

En esta nota

Comentarios