Tendencias

COVID-19

María Dolores del Río

Violencia en Obregón

Falta de agua

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Vive de su gran pasión... ¡los videojuegos!

Alán es maestro de preparatoria, músico y también todo un “gamer”

Avatar del

Por Redacción/GH

• Alán Herrera del Castillo es un 'gamer' hermosillense que vive de su gran pasión, los videojuegos.(JULIÁN ORTEGA)

• Alán Herrera del Castillo es un 'gamer' hermosillense que vive de su gran pasión, los videojuegos. | JULIÁN ORTEGA

HERMOSILLO.- Desde los 9 años de edad, Alán Herrera del Castillo aprendió con su papá todo lo que ahora le ayuda con su negocio sobre sistemas y computación. Desde pequeño le gustaron los videojuegos, ahora gana y vive de una de sus pasiones.

Y es que su negocio es un espacio para rentar una computadora para jugar o hacer streamming, que es jugar en vivo con otros gamers.

En el Día Mundial del Videojuego, también conocido como Día Mundial del Gamer que se celebra el 29 de agosto, recordó cómo su negocio comenzó en el garaje de su casa cuando daba mantenimiento y vendía computadoras armadas para gamers.

“Originalmente era una empresa de tecnología que se dedicaba a las cámaras de vigilancia, servidores, redes, etcétera”, comenta. Fue hasta el 2002 cuando comenzaron a ensamblar computadoras para gamers.

La rama en los videojuegos por computadora creció tanto que recuerda, tuvo que especializar la empresa, de ahí salió la idea de crear un espacio para que jugadores de Hermosillo se pudieran reunir en un lugar.

“Pusimos una especie de demostrador y mesas de trabajo, ahí es donde atendíamos a gente que quería ensamblar su computadora o dar mantenimientos”, relata.

Con piezas que quedaban de otras computadoras, intercambios, regalos o piezas que compraban, armaron alrededor de tres computadoras que instalaron en el lugar para invitar a las personas a jugar. “Yo le decía deshuesadero”, menciona.

Alán es maestro en una preparatoria que se especializa en construcción, a pesar de escoger la carrera en Ingeniería Civil, otra de sus pasiones, apostó también por sistemas, haciendo más actividades que ahora son populares entre la comunidad gamer.

Siempre pensé que iba a aumentar mucho más, inclusive el lema de nosotros por muchos años fue, ‘todos somos gamers’”, expresa.

Comenzó a jugar desde los 6 años con la computadora de su padre y empezó a adentrarse en torneos de videojuegos de PC, en 1998 jugó en un torneo de Quake, “el papá de los juegos de primera persona en multijugador”.

FOTOS: JULIÁN ORTEGA

ORGANIZA TORNEOS

Organiza y convoca a personas en torneos de juegos populares.“Los torneos dan esa competitividad, camaradería y convivencia entre los gamers, esa es la experiencia de la GamerHouse”, expone.

“Normalmente por el asunto de la pandemia la asistencia ronda entre doce personas, se redujo la cantidad de espacios disponibles, es el 50% de la capacidad”, añade, “en mi experiencia con tres se pone bueno”.

Considera que depende de los padres que sus hijos se vuelvan adictos a los juegos, además de la madurez de cada persona porque aún con su edad existen quienes “se fueron para abajo” con los videojuegos.

“A veces falta madurez o una buena guía, no está asociado con la edad, he visto gente de 18 años muy madura”, agrega. “Mi hijo tiene esa edad, tuvo una racha en la que se quiso enviciar y le pusimos un alto”.

En una tabla de Excel, explica que el joven creó su propio horario para clases donde organizó su semana para poder jugar, tomar sus clases, ir al gimnasio y ayudar en el negocio trabajando en el marketing.

“La vida jugando puede ser muy divertida, puedes lograr todos los objetivos que te propongas en todos sus ámbitos o puede ser todo lo contrario, ya depende de cada quién”, comenta.

Alan además de enseñar y mantener su negocio, es músico profesional, forma parte de un grupo de rock como baterista, llamada “Hijos de nadie”, con la cual trabaja en eventos privados o presentaciones regulares en distintos lugares.

Estoy muy a gusto con mi vida, puedo realizar mis pasiones. Soy músico profesional, enseño y tengo el negocio de la GamerHouse, no me queda tiempo para nada, pero soy feliz”, expresa.

El Día Mundial del Videojuego, adultos e incluso personas de la tercera edad lo celebran, ya que para algunos es sólo una actividad recreativa y para otros una pasión con la que se pueden ganar la vida.

En esta nota

Comentarios