No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Unidos conservan la belleza de la Playa El Colorado

Un maestro jubilado logró que la comunidad se organizara para mantener limpio el lugar 

Avatar del

Por Tanya Vásquez

Siguiendo el ejemplo del maestro Cruz, habitantes de El Colorado se organizaron para mantener limpias las playas, las calles y el monte.(Julián Ortega)

Siguiendo el ejemplo del maestro Cruz, habitantes de El Colorado se organizaron para mantener limpias las playas, las calles y el monte. | Julián Ortega

EL COLORADO.- Una sola  visita a El Colorado bastó para que un maestro de la Universidad Estatal de Sonora (UES) se “enamorara” del lugar y  decidiera pasar su jubilación ahí. 
Cruz Gilberto García se mudó a una pequeña casa que adquirió en el Nuevo Colorado, donde disfruta de dar largas caminatas rodeado de naturaleza. Sin embargo, un “detalle” distrajo a este  ingeniero agrónomo de su paraíso personal: La basura. 


 “Vi una gran necesidad en la comunidad, porque veía mucha basura tirada en las calles, en los caminos, en la playa, en el mar, en el monte. Hay una zona protegida que se llama ‘El cajón del diablo’ y mucha gente lo agarraba de basurero público”, comentó. 


El maestro Cruz decidió entonces poner manos a la obra y comenzó a juntar los desechos que encontraba a su paso. Con este ejemplo, poco a poco otras personas se le unieron.

Yo empecé solo a caminar y juntar basura y amigos y conocidos se fueron sumando; trece meses después, la comunidad del Nuevo Colorado está bien organizada”, indicó

En los últimos trece meses han recolectado un total de mil 700 sacos de basura, limpiado siete basureros y logrado que los habitantes utilicen los cuatro contenedores que se ubican en la zona.


BIEN ORGANIZADOS


Algunos miembros de esta comunidad aportan una cantidad mensual y con ello contratan a cuatro personas de ahí mismo, para que se encarguen de limpiar y juntar la basura de los espacios públicos.


En el monte detectaron siete basureros clandestinos que ya están totalmente limpios; además, colocaron carteles en las playas y enseguida de los contenedores para que la gente ponga la basura en su lugar.


 “Ya podemos decir que tenemos una comunidad razonablemente limpia después de trece meses. El camión de basura a veces viene cada semana o cada quince días y tenemos cuatro contenedores para la basura en la comunidad”, agregó.


Pero aún falta mucho por hacer, resaltó, pues esta playa ha cobrado popularidad y cada vez hay más turistas y visitantes, que lamentablemente dejan con su visita gran cantidad de desechos muchos de ellos a la orilla de la playa.


“Desgraciadamente tenemos una lucha titánica con los turistas y visitantes, vienen y dejan la playa hecha un asco, cada fin de semana nos dejan temblando, realizamos las jornadas lunes y martes para levantar el cochinero”, indicó.


El maestro hizo un llamado a los visitantes a que mantengan este poblado limpio, para mantener esta hermosa playa libre de basura.

En esta nota

Comentarios