No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

¡Rayos y centellas!

Los Rayos de Hermosillo jugarán la final del Cibacopa al eliminar a los Gigantes de Jalisco en el séptimo duelo de semifinales, en la Arena Sonora.

Avatar del

Por Kevin González

Hermosillo concreta su gran regreso al eliminar a los Gigantes y meterse a la pelea por el cetro del Cibacopa.(Eleazar Escobar)

Hermosillo concreta su gran regreso al eliminar a los Gigantes y meterse a la pelea por el cetro del Cibacopa. | Eleazar Escobar

HERMOSILLO, Sonora.- El público hizo su parte y los Gigantes de Jalisco volvieron a perderse en una tormenta eléctrica que no cayó afuera de la Arena Sonora, sino adentro para que los Rayos de Hermosillo se impusieran 93-78 anoche y avanzaran a la final del Cibacopa tras quedarse con el séptimo juego de la serie.

Conscientes de que era una final lo que estaba en juego, los locales terminaron por llevarse el primer cuarto liderados por Joaquín Villanueva y sus 11 puntos, esto luego de verse abajo durante casi todo el periodo por un equipo tapatío que se apoyó mayormente en las canastas de Ishmael Paz Hollis (10 unidades).

El equipo de Hermosillo llegó a tener una ventaja de 10 puntos durante el segundo cuarto, encabezado por Joel James bajo el aro con ocho unidades, aunque la nota la dio un jugador de Gigantes a falta de un par de minutos para el medio tiempo.

Branden Dawson perdió la cabeza después de que se le marcara una falta, misma que el jugador estadounidense vio injusta y lo llevó a rebotar el balón con enojo y a gritarle efusivamente al árbitro, quien acabó por expulsarlo del juego.

Dawson dejó la cancha entre gritos de protesta, no sin antes patear la mesa de anotación visiblemente frustrado.

Tras el descanso, los anfitriones volvieron a apoderarse de las acciones sobre la duela, siendo Jeremy Hollowell y Villanueva quienes encabezaron la cuenta ofensiva con 14 puntos entre ambos, mientras que Brandon Swannegan descontaba 8 unidades por los visitantes para dejar el marcador 67-56 a falta de los últimos 10 minutos.

Ya con un conjunto jalisciense desmotivado y con varios jugadores condicionados por faltas, el último cuarto fue una auténtica ofrenda para los seguidores hermosillenses, quienes no dejaron de gritar y aplaudir las jugadas de Cézar Guerrero y un parcial que terminó en un cómodo 26-22.

En esta nota

Comentarios