No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Olga Angelina de 65 años, Madruga para vender burritos de deshebrada

Se mantiene optimista, a pesar de las duras pruebas que le ha puesto la vida

Avatar del

Por Anahí Velásquez

Olga Angelina Uzeta González, de 65 años, recorre cinco cuadras de su casa hasta el punto en el que vende sus burritos de carne deshebrada, cerca de la Central Camionera.(Anahí Velásquez)

Olga Angelina Uzeta González, de 65 años, recorre cinco cuadras de su casa hasta el punto en el que vende sus burritos de carne deshebrada, cerca de la Central Camionera. | Anahí Velásquez

HERMOSILLO.- A las 05:00 de la mañana Olga Angelina Uzeta González, de 65 años, ya está en pie, porque empieza a preparar los burritos de carne deshebrada y subir los dulces a su triciclo para venderlos cerca de la Central de Autobuses.


Quedó viuda hace más de 1 año y al no contar con ningún tipo de pensión, y estar siempre acostumbrada a salir adelante, Angelina decidió poner este negocio para solventar sus gastos.


Mi esposo se dedicó todo su vida a la venta pico de gallo en este punto, cuando él falleció yo empecé con la venta en el triciclo para ayudarme y de aquí saco para pagar los recibos”, expresa Uzeta González.


Taxistas, pasajeros y trabajadores cercanos al bulevar Luis Encinas y calle Jaffam, en la colonia Los Naranjos, compran los antojitos a Doña Olga quien está en ese lugar desde las 09:00 hasta las 16:00 horas.


“He pasado por muchas situaciones difíciles como mujer y madre, he perdido una hija, a mi esposo, pero tengo la dicha de disfrutar a mis nietos y otros hijos”, reflexiona, “tenemos que echarle ganas, un propósito debemos de tener que Dios nos tiene aquí”.

En esta nota

Comentarios