Tendencias
Cintilla de tendencias

Garita Nogales

COVID-19

Sequía

Precio de tortilla

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo: Para Elizabeth, ganarle al cáncer es ‘difícil, pero no imposible’

Pese a lo difícil de los tratamientos, la madre soltera de 38 años no ha bajado los brazos y se “mueve” para conseguir los recursos para atenderse

Avatar del

Por TANYA VÁSQUEZ

A Elizabeth Hernández le sonaba tan lejana la palabra “cáncer”, que cuando la oyó de su médico su vida cambió(ESPECIAL)

A Elizabeth Hernández le sonaba tan lejana la palabra “cáncer”, que cuando la oyó de su médico su vida cambió | ESPECIAL

Octubre mes de la lucha contra el cáncer de mama.

Cada sábado encontrará una historia referente a esta enfermedad en voz de quienes la han vivido en carne propia o muy de cerca.

A Elizabeth Hernández le sonaba tan lejana la palabra “cáncer”, que cuando la oyó de su médico su vida cambió.

Se dio cuenta que algo estaba mal cuando en una ocasión se hizo la autoexploración mamaria mientras se bañaba y notó una bola de gran tamaño, por lo que acudió al médico para verificar de qué trataba.

Me hicieron exploración y me mandaron a hacer estudios, pero me dijeron que no veían bien las cosas. Me mandaron a hacer una biopsia y varios estudios, pero no me los hice en el Seguro porque no había patólogo, que por la pandemia… y me tuve que hacer todo por particular”, dijo.

Con apoyo de su familia y algunos compañeros de trabajo hizo distintas actividades para costear los gastos de estudios y consultas particulares. Y recibió el diagnóstico: Cáncer de mama en etapa 3.

Después de batallar por la atención en el Seguro Social, gastar sus ahorros y pedir préstamos para estudios, comenzó sus quimioterapias en abril y está próxima a iniciar las radiaciones.

Terminé las quimioterapias el 20 de septiembre, muy dolorosas… fue una etapa muy dura para mí. Empezaré mis radiaciones en Obregón, pero necesito irme un mes y ahorita estoy muy gastada, no tengo de dónde agarrar”, comentó.

COMPLICADA SITUACIÓN

Para Elizabeth el tema económico ha sido de lo más complicado: Ahora tiene que irse un mes a Obregón y pagar un departamento que cuesta cerca de 7 mil pesos, además de gastos de comida y lo que surja, pues el IMSS la apoya con 400 pesos semanales para dos personas.

Como madre soltera la situación se vuelve más complicada, pues su hijo Omar tuvo que hacer un receso de la carrera de Ingeniería en Mina para apoyar a su mamá.

Te puede interesar: La detección oportuna del cáncer de mama comienza a los 20 años

AQUÍ SIGO… CON TODA LA FE

Soy Elizabeth Hernández, tengo 38 años, tengo diagnosticado cáncer de mama, pero gracias a Dios ya voy de salida.

Elizabeth Hernández
FOTO: ESPECIAL

El 17 de enero cambió mi vida por completo, ya que recibo la noticia de que tengo cáncer de mama etapa 3. Se me viene el mundo encima, abajo, todo cambia rápidamente; sin embargo, tie nes que ser valiente para enfrentarte a lo que viene.

Empezaron estudios y el Seguro no tenía los mé todos: La persona que me iba a hacer la biopsia no se encontraba. Gracias a Dios yo tuve los resultados y esperé hasta marzo para hacerme la cirugía. Ya en quirófano, me ‘dieron para atrás’, porque no habría patólogo.

A la tercera vez que el médico me dijo que no había patólogo, les dije que no, que yo lo iba a conseguir: Hice muchas actividades, pedí prestado para solventar los gastos.

Ya que me operaron me dijeron que tenía mi tumor encapsulado y que salió un ganglio en mal estado. Empezaron mis quimioterapias y aquí sigo: El día 20 de septiembre terminaron y empezaré con radiaciones, pero gracias a Dios mi salud sigue bien y ya con toda la fe.

Hay muchas personas que se van de tu lado y mu chas que te apoyan y llegan; se te cae el cabello, pero gracias a Dios estás mejor.

Invito a que se hagan una revisión para estar mejor, para prevenir el cáncer, explórense, vayan con doctores, acérquense a instituciones y todo el tiempo, mis peloncitas, con la cara de frente, sin tener vergüenza a que vayamos por la calles, nos miren y nos pregunten qué es lo que tenemos.

Me voy para Obregón la próxima semana o cuan do me llamen para iniciar con las radiaciones, y con toda la fe esperando que salga bien.

¡Ánimo mis peloncitas! Hay muchas instituciones que apoyan… yo lamentablemente me enteré cuando ya iba de salida, porque ayudan con tanto gasto.

Explórense, quiéranse, valórense. Los invito a que lo hagan porque esto puede transformar tu vida de la noche a la mañana.

PARA AYUDAR

  • Si desea apoyar a Elizabeth, puede comunicarse al 6621-44- 06-58.
  • Depósitos: 4169 1603 7187 3036 (Bancoppel)
En esta nota

Comentarios