No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Faltan cobijas a la familia de Jacqueline

Jacqueline se dio cuenta que su esposo, de oficio albañil, no iba a poder solventar los gastos de la familia, pues por la pandemia escasea el trabajo, así que decidió vender ropa de segunda los fines de semana por fuera de su hogar en la invasión Guayacán.

Avatar del

Por Anahí Velásquez

Jacqueline Caro López, su hija Jennifer, y el abuelo Santana Caro Escalante.(Teodoro Borbón)

Jacqueline Caro López, su hija Jennifer, y el abuelo Santana Caro Escalante. | Teodoro Borbón

HERMOSILLO.- Jacqueline Caro López tiene su casa en una loma de la invasión Guayacán, su hogar está entre terrenos solitarios al lado del monte, por eso cuando el Sol se oculta los integrantes de la familia mitigan el frío alrededor de una fogata, pero para dormir luego tienen que refugiarse y con las pocas cobijas que tienen pasan el invierno.

Nos hemos dado cuenta que aquí se siente más el frío, está despejado, estamos en lo alto y no hay nada ni más casas, ni construcciones, en la madrugada se siente muy feo el frío”, expresó Caro López.

Jacqueline se dio cuenta que su esposo, de oficio albañil, no iba a poder solventar los gastos de la familia, pues por la pandemia escasea el trabajo, así que decidió vender ropa de segunda los fines de semana por fuera de su hogar en la invasión Guayacán.

“Ayudo a mi esposo con ropa que me dona la gente y la vendo a un precio muy bajo, aquí no podemos gastar mucho, con el trabajo de mi esposo y esa ganancia hemos estado sacando para comer”, manifestó Jacqueline.

Lo que la familia necesita es ropa abrigadora y cobijas para que sus hijos José Miguel, de 10 años, y Jennifer Zuleika Espinoza Caro de 5, así como su padre Santa Ana Caro, puedan dormir sin frío.

Si desea apoyar con ropa, cobijas o despensa a Jacqueline puede traer sus donaciones etiquetadas a esta Casa Editorial, en Sufragio Efectivo y calle Mina #71, colonia Centro.   

En esta nota

Comentarios