Tendencias
Cintilla de tendencias

Qatar 2022

Meningitis

Gripe aviar

Garitas

Economía en Hermosillo: Sacrifican consumidores gustitos ante inflación

En épocas inflacionarias como la que se vive actualmente, la reducción de gastos en entretenimiento es una de las medidas principales

Avatar del

Por TANYA VÁSQUEZ

El aguacate es una de los productos cuyo precio ha registrado mayores aumentos.(TANYA VÁSQUEZ)

El aguacate es una de los productos cuyo precio ha registrado mayores aumentos. | TANYA VÁSQUEZ

Además de los aumentos que se hacen
al inicio del año,
en el último mes los precios de productos
como refrescos, confitería, aceite
y enlatados han subido de uno a dos pesos.

HERMOSILLO, Sonora.- Por los aumentos en los precios no sólo de la canasta básica sino de bienes y servicios, los ciudadanos han optado por recortar algunos gastos.

Cancelar servicios de telefonía y streaming y sacrificar salidas a comer o cenar, son algunos

de los cambios en la rutina diaria para evitar gastos extra.

Según el economista José Manuel Félix, ante los niveles de inflación actuales -que sobrepasan el 7%-, las familias optan por sacrificar algunos gastos.

Cuando las familias de ingresos medios empiezan a sentir la inflación se vuelven más selectivos en su consumo: En lugar de llevar para los niños cosas como galletas, nieves cosas superfluas, en estos tiempos (esos gastos) son los primeros en cortar; ya no consumen estos productos y se van a lo básico, ver dónde se encuentran más baratos los productos, quién ofrece más por menos y eso es natural.

Estamos viendo que el sueldo es el mismo y hay incremento en los precios y con los mismos 100 pesos que compraban cuatro o cinco cosas, ahora se compran menos, dijo.

MEDIDAS DE AHORRO

Alejandra Acosta, joven de 30 años, optó por cancelar su plan de telefonía celular y regresar a las recargas prepago, lo que le significó un ahorro de al menos 250 pesos mensuales.

Según la compañía América Móvil (Telcel), esta estrategia también la adoptaron alrededor de 34 mil personas en el País que dieron de baja su servicio pospago, es decir, con pago a través de plan. En contraste, se sumaron 485 líneas al esquema de prepago en el primer trimestre del año.

Antes pagaba 450 pesos al mes, aunque había veces que me llegaban más de 500 pesos, pero me di cuenta que había planes con recargas de 200 pesos que puede durarte casi un mes y por eso decidí cambiarme, mencionó Alejandra.

La compañía de servicios de streaming Netflix informó que por primera vez perdió suscriptores: En México fueron poco más del 10%.

Entre los motivos se encuentran el aumento de oferta de plataformas similares y los precios de las suscripciones; además, algunas personas optan por compartir una cuenta y dividirse los gastos mensuales.

La soda subió hace como un mes, sube un peso, cada año sube una o dos veces al año. Lo que sí es que las galletas y panes subieron muchísimo, cuatro veces al año. Unas galletas que costaban 10 pesos hace un año ahora cuestan 14 pesos, concluyó Isabel Márquez, encargada de una tienda.

¡A CUIDAR EL DINERO!

Pequeñas decisiones como éstas, pero que hacen una diferencia en el bolsillo, son las recomendaciones de los expertos ante la incertidumbre económica.

Para que rindan sus ingresos es (necesario) volverse más selectivos y cuidar el dinero, no gastarlo en cosas que no son necesarias y sacrificar muchas cosas que se venían haciendo, como cenas el fin de semana, hacerlas cada vez menos, una o dos veces al mes, porque esos productos se han ido incrementando exorbitantemente y salen del presupuesto familiar, sugirió José Manuel Félix.

Otras de las recomendaciones son no endeudarse, no adquirir créditos y utilizar correctamente las tarjetas bancarias.

El instrumento para frenar la inflación es el incremento en las tasas de interés; los créditos se vuelven más caros y a veces impagables. Recomiendo que no usen las tarjetas de crédito para financiar sus consumos, porque es una bola de nieve, advirtió el economista.

Si las van a utilizar como medio de pago, adelante, quiere decir que si yo trabajo por comisiones o un trabajo que me pague una vez al mes, yo hago mi presupuesto mensual de consumo familiar, añadió, ser selectivos en sus consumos, no tomar créditos nomás por tomarlos, comprar lo que se necesite.

Para el experto, una de las razones por las que estas crisis impactan más en la economía familiar es que no existe una cultura financiera ni un interés por aprender sobre tasas de interés, tipos de cambio o fondos de retiro.

IMPAGABLE

Con precios que sobrepasan los 150 pesos por kilo, el aguacate se ha convertido en un producto de lujo.

En los últimos meses el precio de este fruto se ha disparado: De la última quincena de abril a la primera de mayo aumentó un 37.7%; en el último año, el incremento fue de 83.5%, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Lo máximo que había llegado el año pasado fue 110; ahora, después de la Semana Santa, se disparó muchísimo. Otros productos han subido, como la papa y el tomate, pero no tanto como el aguacate, recordó Jesús Ovalle, encargado de una frutería en el Mercado Municipal.

Jesús Ovalle,
encargado de una frutería
en el Mercado Municipal

Sus clientes han reducido el consumo de aguacate, aunque no lo han eliminado, aclaró, pues se sigue vendiendo aunque en menor cantidad.

Sí lo compra la gente, pero poco. Gente que se llevaba un kilo, ahora uno o dos aguacates unos siguen llevando de dos a tres. Sí ha bajado mucho el consumo en el hogar, mencionó.

Cualquier cosita es un dineral. La leche, el huevo todo ha subido un poco, no ha dejado sentido nada, todos los días se nota que uno o dos pesos sube algo, pero sube, sobre todo en la fruta y la verdura. Ahora por el mismo dinero te llevas muchas menos cosas, comenta.

Los aumentos han pegado a todos los productos, señaló, pues al acudir al supermercado cada día nota el aumento de al menos un peso en algún producto, ya sea aceite, carne, jabón, pasta de dientes, huevo o verdura.

LA CANASTA BÁSICA EN SONORA

  • Adquirir los 24 productos de la canasta básica en los supermercados de Sonora tiene un costo promedio que oscila entre los 950 y los mil 150 pesos, lo que significa un aumento de más del 24% en el último año, según el simulador de precios de Profeco.
En esta nota

Comentarios