Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Subsidio de la luz

Asesinatos en Hermosillo

Agricultura en Sonora

Medicinas en Sonora

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Bacterias y virus de las aguas negras pueden “entrar” a las casas por fuga en colonias de Hermosillo

“Estamos hartos ya de esta fuga”, expresan vecinos.

Avatar del

Por Leonor Hernández

Esto, lamentablemente, es el menor de los problemas de Manuel Andrés y su familia, pues sus hijos se han enfermado constantemente del estómago, y lo atribuye a la fuga de aguas negras.(GH)

Esto, lamentablemente, es el menor de los problemas de Manuel Andrés y su familia, pues sus hijos se han enfermado constantemente del estómago, y lo atribuye a la fuga de aguas negras. | GH

HERMOSILLO, Sonora.- Las fugas de aguas residuales, o aguas negras, son un problema que afecta a vecinos de diferentes colonias, quienes expresan estar hartos de aguantar malos olores, plagas de insectos e incluso enfermedades.

“Estamos hartos ya de esta fuga, la verdad tiene más de un año, ya ni me acuerdo cómo empezó, pero ya es insoportable”, expresó Manuel Andrés, quien vive sobre la calle De las Iglesias, en la colonia Metalera.

“La misma fuga ha deshecho la calle al punto que ahorita está intransitable. Tenemos que dejar los autos en la esquina, porque para acá para la casa no pasan, y aunque echamos tierra a los hoyos, las mismas aguas negras se la llevan”, explicó.

Esto, lamentablemente, es el menor de los problemas de Manuel Andrés y su familia, pues sus hijos se han enfermado constantemente del estómago, y lo atribuye a la fuga de aguas negras.

“Tengo una bebé de 8 meses que se ha enfermado mucho de diarreas, y es esto mismo, es el olor, es que por viento todo el cochinero se vuela para la casa. La niña no se termina de recuperar cuando se
vuelve a enfermar, y sí me preocupa que eso le afecte”, dijo.

Y según explica el médico general Judas Tadeo Salazar Granillo las aguas negras sí pueden ser la causa de enfermedades gastrointestinales, ya que las esporas fecales, hongos o bacterias que se encuentran en estos estancamientos pueden llegar a las viviendas por el aire, zapatos, ruedas de las bicicletas o autos, y de ahí infectar a las personas.

“Hay muchos estudios de la Unesco, la Organización Mundial de la Salud, o la Sociedad Panamericana de la Salud, sobre las repercusiones en el ambiente que son ocasionadas por el mal manejo del saneamiento del agua”, señala.

“Algunos de las afectaciones más frecuentes son la diarrea, la malnutrición, problemas intestinales, infecciones o virus gastrointestinales como tal, ya que aunque la persona no toque exclusivamente las aguas, estas entran en las llantas de la bicicleta, en el balón, en el zapato, y de ahí son llevadas a la boca”, expuso.

Otro problema que va de la mano con estas fugas son las plagas de moscos y moscas, destaca Salazar Granillo.

Invadidos de moscos

Algo similar a lo que describe el médico es lo que vive a diario Ana Chávez, en la colonia Real de Minas, donde una enorme fuga de aguas negras y estancamiento de agua de lluvias ha ocasionado que los moscos invadan su casa, afectando a toda su familia.

“Con el calor es una tortura y en la noche no puedes ni salir, porque son tantos los mosquitos que no los ahuyentas con nada”, dice molesta, la vecina de la calle José López Moctezuma.

“Esto se hizo desde que bardearon el Quintero Arce, porque se estanca el agua y todo se vienen para acá, pero necesitamos que hagan algo; incluso cuando llueve se llena tanto la calle que el agua se nos mete a las casas, y es una mezcla de agua de lluvia y de drenaje, es horrible”, agrega.

Para Chávez, la lluvia ha pasado de ser algo agradable, a una maldición, pues le impide hasta salir de su casa, incluso en su auto, por los encharcamientos.

Algo similar sucede con los colonos de Real del Carmen, que viven por la calle Las Palmas, a un costado de la colonia Alegranza Residencial, ya que las aguas residuales y el agua de lluvia los
han hecho sentir “olvidados”  o fuera de Hermosillo.

“Nos tienen abandonados, aquí pareciera que no es Hermosillo porque nunca vienen nadie”, expresa Janeth Quintana López, quien vive sobre la calle Las Palmas, esquina con Martha Félix Félix.

“Estas inundaciones son de todo el año. Si llueve se hacen, porque se derraman las alcantarillas y sale todo el cochinero. Ya de chiste decimos que es mejor comprarnos una lancha, porque de todos modos está imposible que pasen los carros por acá”, agrega.

Al respecto, Salazar Granillo informó que aunque en Sonora no hay un estudio que indique cuáles son las enfermedades más comunes transmitidas por agua, la gama de padecimientos es variada, y puede ir desde una simple diarrea, a condiciones más graves.

En esta nota

Comentarios