No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Criterio

Nunca sabremos cuántos

Es el caso aquí del número de muertos por la tragedia de la pandemia que hoy vivimos. Las cuentas suelen ser a veces más o menos claras, pero otras veces más o menos grises y turbias.

Por Jesús Canale

No es muy decoroso que una persona quede como un número, una cifra, entre los fallecidos en cualquier tiempo y en cualquier lugar, pero cuando los datos y las cifras se ordenan en buena estadística pues como que el asunto cambia y lo que parecería indecoroso termina por ser científico, bueno y provechoso para abonar a la verdad de las cosas.

Es el caso aquí del número de muertos por la tragedia de la pandemia que hoy vivimos. Las cuentas suelen ser a veces más o menos claras, pero otras veces más o menos grises y turbias; esto último podría ser el caso de la estadística de mortalidad y letalidad que este flagelo global impone inclemente en tantos rincones del mundo.

Desde hace varias semanas se viene mencionando que en nuestro País quizás nunca tengamos una cifra bien aproximada a la realidad acerca de cuántos van siendo y finalmente serán los fallecidos por causa de la Covid-19, pero una muestra de honestidad estadística en este asunto sale al País desde la CDMX apenas antier: La Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) de la CDMX, en la voz de su titular, José Antonio Peña Merino, ha revelado que se acumula un “exceso de mortalidad” de 30 mil 462 personas fallecidas, es decir, que esta cifra de muertes ocurrieron por encima de los fallecimientos esperados en la capital del País entre el primero de abril y finales de agosto de este año, cifra de la cual dos terceras partes corresponden a muertes por coronavirus.

Aclaremos que el exceso de mortalidad se calcula comparando la cifra de muertes en el mismo periodo de años previos contra la cifra del correspondiente lapso en este año 2020. De esta manera, de esos poco más de 30 mil fallecimientos, 20 mil 308 se deben directamente a la pandemia.

Esta última cifra contrasta con las cuentas hasta hace unos días oficiales en la CDMX pues se ha informado que en la capital se acumulan 11 mil 351 muertos cuando en realidad se trata de casi el doble.

No encuentro hasta el momento información similar sobre otras entidades federativas de México; quizás podamos tener pronto alguna información de varios estados del País, pero se ve muy difícil que sea en todos y poco probable siquiera en la mayoría.

Lograrlo se ve prácticamente imposible porque habría que ir a una revisión meticulosa y transparente de los certificados de defunción y quizás otras fuentes de información y esto en un País con tantas localidades habitadas y tal dispersión fuentes llevaría mucho tiempo y muy alto costo.

Pero hacer una estimación matemática con el mejor ajuste estadístico sí que es posible y nos llevará a tener una mejor idea de la realidad. Por supuesto que para esto se requeriría -si se quiere hacer de veras muy bien- el arrojo de transparentar una situación que podría comprometer a gobiernos estatales, locales y especialmente al Gobierno federal toda vez que en el concierto internacional este último es el que cuenta, por así decirlo.

Además, la politización del tema y el compromiso que no pocas autoridades han hecho con cierta liviandad puede significar un candado que inhiba la transparencia de datos muy “comprometedores”, más aún con elecciones al frente.

Recuerdo que tras el terremoto de 1985 en el centro del País el Gobierno federal ofreció una cifra oficial de dos mil muertos, días después una comisión pluripartidista la elevó a nueve mil, más adelante la embajada norteamericana en México mencionó que fueron 20 mil y finalmente el Servicio Sismológico Nacional cerró los datos con 40 mil.

Ojalá años más adelante no se diga, otra vez, que “nunca sabremos cuántos”.

Correo electrónico: jesus.canale@gmail.com 

Comentarios