No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Los entregables de la 4T

Los entregables son cualquier producto, resultado, o capacidad de prestar un servicio único y verificable que debe producirse para terminar un proceso una fase o proyecto.

Por Sergio Valle

  Un entregable se entiende como un objeto, tangible o intangible, resultado de un proyecto, destinado a un cliente.

   Los entregables son cualquier producto, resultado, o capacidad de prestar un servicio único y verificable que debe producirse para terminar un proceso una fase o proyecto.

   Es elemental contar con una lista de entregables, porque será un documento muy útil porque ayudan a definir responsables y fechas límite para su entrega.

   A partir de esa muy básica definición con la que arranco esta colaboración y aunque la 4T se sienta más cómoda con los términos ideológicos más allá de los técnicos y prácticos, ya va siendo hora de que tengamos muy clara la lista de entregables del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

   Digo, proyecto hay, eso lo tenemos claro, pero a la hora de planear es cuando se les atora la carreta en algunos aspectos.

OJO: Esta columna no tiene el propósito de desacreditar en modo alguno el Gobierno de AMLO, sería ingenuo pensarlo siquiera cuando en la figura del tabasqueño encontramos al mejor comunicador que haya parido este País, el Presidente con el triunfo más legítimo que se conozca... y si luego lo paramos frente a la oposición, pues haga de cuenta usted que lo paramos en el escenario de un teatro vacío: No hay.

   Se planea casi a diario, se cambian fechas, planes y responsables de los proyectos.

Se brincan etapas y lanzan al Mercado los entregables sin estar aún acabados y sin ser probada su efectividad.

   Ignorar deliberadamente todo lo bueno que se haya hecho antes e iniciar de cero muchos programas, por muy buenos que sean y por mucha que sea la entrega y vocación de los servidores públicos, los pone en serios riesgos y a simple vista pareciera que no hay necesidad de tal cosa.

   Ahí tenemos el lanzamiento del Insabi en sustitución del Seguro Popular, que una cosa es lo que dice el Presidente en las mañaneras y otra es la que viven las personas en el sistema hospitalario nacional.

   Adultos mayores, Jóvenes Construyendo el Futuro y demás programas que aún falta afinar y a los que o les faltan reglas de operación o las que tienen no son claras.

   Y es ahí donde no aparecen los entregables, es decir todo aquello que se le prometió a la gente pobre, pues porque nos dijeron que primero eran los pobres y la verdad yo estoy de acuerdo, nomás hay que organizarse.

   Tiene don Andrés Manuel bastante credibilidad, tiempo y presupuesto de sobra para obligar a sus colaboradores a corregir esas cosas.

   Ni el "culiacanazo" ni la masacre de Bavispe le han movido un pelo de su gallito mañanero a la gran aprobación que tiene entre muchos ciudadanos, cuando cualquiera de sus antecesores ya hubiera visto echa polvo la poca confianza que la gente le pudiera tener.

Es decir que el señor tiene todo para que nos vaya bien a todos.

CASO RÍO SONORA

Sobre las declaraciones de la organización Poder, en reacción a la decisión de la SCJN de posponer la discusión y votación sobre recursos presentados respecto a la operación del Fideicomiso Río Sonora, fuentes de la oficina de comunicación corporativa de Grupo México declararon que desde su perspectiva es notoria la vinculación de esa organización de "agenda aparentemente ambientalista con el dirigente minero Napoleón Gómez Urrutia, desde el origen de su financiamiento, como en cuanto a la orientación de sus acciones jurídicas y sus posicionamientos públicos".

La fuente señaló que para la empresa es evidente que dicha organización está más comprometida con el respaldo a los intereses de Gómez Urrutia, que con la protección al medio ambiente.

Por eso, enfatizó, "destacan la constante manipulación de la verdad, la falsificación de hechos y ahora, hasta la falta de respeto a las decisiones de los ministros de la Suprema Corte de Justicia".

Total... ¡feliz año!

Comentarios