No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas EFECTO MULTIPLICADOR

Ganar la “rifa del tigre”

El Gobierno de Sonora y los municipios más poblados están endeudados hasta el tope, según revela el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados (CEFP) en su reporte del pasado 31 de marzo

Por Javier Villegas Orpinela

El Gobierno de Sonora y los municipios más poblados están endeudados hasta el tope, según revela el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados (CEFP) en su reporte del pasado 31 de marzo.

Los pasivos de la administración estatal, a decir de Alfonso Durazo, suman alrededor de 29 mil millones de pesos y los tres ayuntamientos más importantes figuran entre los 25 con mayores compromisos financieros del País.

Debido a estas crudas señales, quien gane la gubernatura y los municipios más poblados de Sonora, se sacarán la “rifa del tigre” porque llegarán al poder con escaso margen de maniobra en materia económico-financiera.

Por lo mismo, los candidatos a Gobernador debieran dar a conocer desde ya sus respectivas estrategias financieras para “sacar al buey de la barranca”.

Sin recursos a la mano, el nuevo Gobernador sufrirá para cumplir con la cascada de promesas que ahora hace en campaña.

De entrada las inversiones del sector público sonorense se entramparán aún más si la nueva administración no le entra de frente a la reestructuración de la monumental deuda estatal que anualmente requiere un servicio de unos 7 mil millones de pesos.

Al igual que el Estado, los municipios de Hermosillo, Cajeme y Nogales “andan arrastrando la cobija” por deudas añejas y también por contrataciones recientes.

La capital del Estado figura entre los tres municipios más endeudados del País superado solamente por Tijuana y Monterrey.

Al cuarto trimestre del 2020, Hermosillo reporta un endeudamiento de mil 764.4 millones de pesos, mientras que Tijuana uno de 2 mil 597.6 millones y la Sultana del Norte de mil 961.7 millones.

En términos per cápita (la deuda comparada con el tamaño de la población) Hermosillo alcanza el nada honroso primer lugar -entre los tres grandes deudores- con mil 865 pesos que le “corresponde pagar” a cada capitalino.

Monterrey reporta una deuda por regiomontano de mil 716 pesos y Tijuana una de mil 351 pesos por persona.

En la entidad, Cajeme y Nogales tienen pasivos por 657.6 millones de pesos y 551.9 millones de pesos, respectivamente. El primero aparece en el lugar número 13 del listado de los 25 municipios más endeudados de México, en tanto Nogales se ubica en el sitio 21.

El per cápita de Cajeme es de mil 507 de pesos y el de Nogales de 2 mil 84 pesos.

Enfocándonos en estos cinco municipios, el más endeudado en términos per cápita resulta ser Nogales, luego Hermosillo, después Monterrey, le sigue Cajeme y al final Tijuana.

Lo paradójico es que al municipio tijuanense, que enseña la deuda absoluta más alta, se le termina diluyendo el pasivo por persona gracias a que es el más poblado de los cinco con un millón 922 mil personas al 2020.

SEIS “EN LA CUMBRE”

Al considerarse los municipios con obligaciones financieras de por lo menos 100 millones de pesos, Sonora termina “aportando” seis ayuntamientos a la lista nacional de los 25 más emproblemados en términos per cápita.

Puerto Peñasco resulta ser el segundo con la mayor deuda por persona en el País al alcanzar un pasivo unitario de 4 mil 779 pesos, Agua Prieta es el tercero con uno de 2 mil 593, Nogales el quinto con los 2 mil 84 antes mencionado, Guaymas el sexto con 2 mil 225, Hermosillo el octavo con mil 865 y Cajeme el catorceavo con mil 507 pesos.

Por cierto, el número uno a nivel nacional en deuda per cápita es Cozumel, Quintana Roo, con 4 mil 883 pesos, apenas 104 pesos arriba de Peñasco.

Así que los aspirantes a encabezar estos seis municipios, tendrán al frente un enorme reto de corte financiero y el que se quede con la gubernatura del Estado se le multiplicará tal obstáculo, ya que la deuda de cada sonorense acecha los 10 mil pesos.

CÉLIDA LÓPEZ

De un momento a otro la alcaldesa Célida López pedirá licencia al cargo que ahora ostenta y momentos después se irá al IEE Sonora a anotarse para competir por la Presidencia del municipio capitalino.

Las encuestas locales indican que la todavía mandataria municipal tiene gran arrastre hacia el interior de Morena y también a campo abierto. Si las elecciones fueran ahora, la rocaportense volvería a ganar la principal Alcaldía de Sonora.

Los estudios apuntan que López superaría con cierta holgura al “Toño” Astiazarán de la alianza PRI-PAN-PRD y a David Figueroa de Movimiento Ciudadano. No obstante, las brechas podrían empezar a apretarse desde el 24 de abril.

Javier Villegas Orpinela tiene maestría por el Itesm, economista UANL y diplomado en Northwestern University. Director de la revista Correo y profesor de Economía en la Unison

Comentarios