No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Criterio

¿Fase 4?

El Municipio más rico del País estableció que a partir de las 7:00 horas del viernes 24 de abril (ayer) comenzaría su fase 4 y, de hecho, su Secretaría de Seguridad Pública dio inicio puntual al operativo correspondiente para atender la emergencia viral asignando 300 efectivos para efectuar los filtros de acceso a su territorio.

Por Jesús Canale


El Municipio más rico del País estableció que a partir de las 7:00 horas del viernes 24 de abril (ayer) comenzaría su fase 4 y, de hecho, su Secretaría de Seguridad Pública dio inicio puntual al operativo correspondiente para atender la emergencia viral asignando 300 efectivos para efectuar los filtros de acceso a su territorio. Podría ser algo menor, pero tratándose de un Municipio conurbado de Monterrey y sabido que es considerado el más rico de México, pues el hecho es muy relevante. Se trata de San Pedro Garza García (SPGG), fundado en 1596 y cuya población actual es de 130 mil habitantes, tiene un ingreso per cápita de 60 mil dólares anuales, un índice de desarrollo humano (IDH) de 0.901 (el máximo es 1.0) y su PIB per cápita rodea los 25 mil dólares por año, más del doble del PIB per cápita nacional que es de 10 mil dólares. Para darnos más idea sepamos que en SPGG hay 1.2 automóviles por cada habitante.

Pues, sí, este Municipio rico, con una tradición de gobiernos municipales más autónomos y beligerantes que el común en México, ha implantado ya su fase 4 en la perspectiva de esta pandemia y apenas anunciada la medida ya surgían miles de “memes” y se convertía en “trending topic” en redes sociales. Los aspectos más comentados de tal actuación municipal han sido dos: El hecho de haberse saltado por iniciativa propia a la fase 4 cuando el Gobierno federal y la OMS han dicho que apenas entramos a la fase 3 y, por otro lado, que los operativos para llevar a efecto tal fase 4 local incluyen la colocación de filtros a los accesos al Municipio, pero con el agravante que este colinda ampliamente con Monterrey siendo inevitable un denso tránsito vehicular bidireccional entre ambos municipios. Y no sólo esto sino que dichos filtros operarán las 24 horas diarias para no sólo tomar la temperatura e interrogar a los ocupantes de automóviles y de transporte público sobre su estado de salud, sino también cuestionarles cuál es el propósito de su desplazamiento pudiendo incluso, sobre esta base, negarles el acceso a ese Municipio añadiendo que pueden devolverlos o indicarles tomar rutas alternativas.

Se supone que tales acciones tengan por objeto reducir las probabilidades de contagio a los pobladores de SPGG pero en días pasados otras poblaciones han sido exhibidas y criticadas en medios nacionales por atribuirse un derecho que impide el libre acceso y tránsito por su territorio a fuereños, pero no a lugareños. Es verdad que en estos últimos casos generalmente se trata de filtros efectuados en comunidades pobres y quizás por personas de modesto nivel educativo y no por las autoridades legítimas. Pero en el caso de SPGG no es así pues se trata de una iniciativa gubernamental y llevada a cabo por operarios legítimos de la autoridad local lo que ha provocado algunas críticas por abuso de autoridad.

En cuanto a brincarse de fase, el asunto es confuso pues podría tratarse de una fase estratégica no para reclasificar localmente la etapa de la pandemia en sí sino para la adopción de medidas tácticas contra la misma en una circunscripción territorial y política determinada, pues al fin y al cabo los municipios tienen grados de soberanía y autonomía que pueden y deben ejercer, ciertamente con razonables limitaciones. Lo que pasa es que SPGG ha sido criticado por su alto nivel socioeconómico o, mejor dicho, por ser el hogar de muchas personas muy ricas y esto, que digamos, no es del agrado de ciertos segmentos de la clase política actual.

Comentarios