No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Piensa

¿Cómo vas a salir?

Estamos inmersos en una crisis, que gracias a Dios es biológica, no económica. Esto significa que es una crisis de humanidad, donde todos estamos involucrados.

Por Octavio Ballesteros

Estamos inmersos en una crisis, que gracias a Dios es biológica, no económica. Esto significa que es una crisis de humanidad, donde todos estamos involucrados.

La pregunta que debemos hacernos creo que no es cuándo va terminar, sino cómo vamos a salir de ella, es decir, vamos a salir todos temerosos, o con la capacidad suficiente para enfrentar los resultados de la misma y seguir avanzando. Aquí viene un aspecto que manejan mucho los orientales: De que crisis es oportunidad, ¿para cuántos será así?

UNA GUÍA PRÁCTICA

Leyendo al doctor David Schwartz nos encontramos con unas recomendaciones muy prácticas que podemos integrar en nuestra conducta.

La primera de ellas es recordar que la acción vence al miedo. Es muy fácil salir después de esta crisis y tomar café con los amigos y comentar lo mal que está la situación económica. En lugar de eso mejor visita más prospectos, haz más promociones, y pide más consejos sobre qué hacer al respecto.

Otro aspecto muy sencillo es en el manejo de las relaciones personales y profesionales: haz contacto con los ojos de la persona que estás tratando. Una persona que no tiene contacto visual con interlocutores denota mucha falta de confianza en sí misma, manda señales de ser temerosas, de estar encubriendo algo.

Un tercer punto sería hacer lo que consideres correcto. Si empiezas a dejar de hacer frente a tus compromisos, los demás también lo harán contigo y creas así un círculo vicioso. Recuerda, no hay enfermedad que dure 100 años ni enfermo que la aguante. El hacer lo debido es uno de los mejores modos de salir adelante.

Y un último aspecto es el de tener confianza en ti mismo, de mostrarte capacitado para salir adelante.

MÁS SOBRE LA CONFIANZA

Este aspecto de mostrar confianza lo considero muy importante es por ello que nos animamos ampliarlo con algunas estrategias fisiológicas que nos pueden ayudar a desarrollarla.

Cuando vayas a una reunión, a una conferencia, a un seminario, trata de sentarte lo más enfrente posible. La gente temerosa siempre busca los rincones o los lugares más posteriores.

Camina 25% más rápido: Cuando una persona camina con buena marcha denota decisión, firmeza, autoestima.

Si estás en una reunión o sesión de trabajo no dejes de expresar tu opinión sobre el tema que se trate. Si es una tontería te lo van aclarar y así ya no la repetirás, y si estás acertado te lo agradecerán. Y por último, sonríe hasta que se te vean los dientes. Una persona que sonríe no puede estar triste al mismo tiempo. Y en estos próximos días será muy gratificante ver a una persona con una sonrisa en el rostro. Estimado lector, dentro de unos días, ¿cómo andaremos?, ¿como vamos a salir? Esto dependerá de usted, no de las circunstancias exteriores. ¡Feliz domingo!

“El éxito no es final; el fracaso no es fatal: Es el coraje de continuar lo que cuenta”, W. Churchill.

Comentarios