Tendencias
Cintilla de tendencias

Garita Nogales

COVID-19

Marisol Cuadras

Ecoparque Sonora

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo


MIRÓN Y CÍA

Cerro de la Campana

Hay un avance importante, pero los yaquis sostienen que quieren ser respetados porque consideran que sigue la discriminación contra ellos y lo que quieren es un trato igual.

Por Cerro de la Campana

Los yaquis están contentos por la restitución de sus tierras y derechos de agua, y con la petición de perdón presidencial por las injusticias que han enfrentado esperan que se abra una nueva era de paz y no discriminación.

En la ceremonia de desagravio y seguimiento al Plan de Justicia Yaqui que se realizó en Vícam estuvieron el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador Alfonso Durazo Montaño y los gobernadores de los pueblos yaquis, funcionarios federales y como invitado Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Tras años de diálogo se logró el regreso de 2 mil 900 hectáreas de su territorio, que es una primera etapa, pero el compromiso es que serán hasta 20 mil has., la creación por decreto del distrito de riego 018, la construcción de un acueducto para la comunidad Yaqui y un proyecto para el mejoramiento urbano de cada uno de los ocho pueblos.

La excelente relación de los gobiernos federal y estatal quedó demostrada en esta visita del presidente AMLO a Sonora con Alfonso Durazo como Gobernador constitucional.

El presidente López Obrador manifestó su seguridad que con el apoyo del mandatario estatal se podrán cumplir los compromisos con los pueblos yaquis, unos serán inmediatos de cumplir y otras obras y acciones, como el acueducto Yaqui, están planeadas para concluirse en 2023.

Hay un avance importante, pero los yaquis sostienen que quieren ser respetados porque consideran que sigue la discriminación contra ellos y lo que quieren es un trato igual.

Quien puso de nuevo el tema del Acueducto Independencia sobre la mesa fue Cuauhtémoc Cárdenas, quien ayer participó con un mensaje en el acto realizado en la comunidad de Vícam.

Ahí, Cuauhtémoc Cárdenas le reconoció al Presidente el plan de justicia social yaqui, pero solicitó la cancelación del acueducto Independencia porque acusó violaciones de los derechos del pueblo originario.

Esta obra, construida en el Gobierno de Guillermo Padrés para abastecer a Hermosillo ha generado controversia desde que se anunció, y hasta la fecha ha sido motivo de disputa. Ayer, ni el Presidente ni el Gobernador expusieron su postura sobre esta petición
de Cárdenas.

Por cierto, esta petición de perdón del Gobierno mexicano a los yaquis trascendió a nivel nacional como un acto importante para los yaquis y también para todos los pueblos originarios del País. 

También llamó la atención porque es la primera vez que Cárdenas aparece en un acto del presidente AMLO, pero estuvo ahí por su cercanía con los yaquis ya que su padre, el ex presidente Lázaro Cárdenas, fue quien en 1940 a través de un decreto restituyó sus derechos territoriales.

Pese a la difícil situación que vive la etnia por las desapariciones y muertes que se han registrado en su territorio, esto no fue abordado en el acto.
 

Comentarios