No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Mirón y Cía

Cerro de la Campana

Hermosillo avanza en camino hacia la reactivación y entre los comerciantes hay optimismo...

Por Cerro de la Campana

Hermosillo avanza en camino hacia la reactivación y entre los comerciantes hay optimismo después de que se les permitirá la reapertura de más giros porque eso representan puestos de trabajo y frenar la caída de la economía.

La crisis por el Covid-19 ha tenido un fuerte impacto en la salud de la población y pérdidas de vidas, además del golpe en la economía con la caída en el empleo y negocios que han cerrado sus puertas tras las restricciones para los giros no esenciales durante más de cuatro meses.

Por eso para el presidente de la Cámara Nacional de Comercios, Servicios y Turismo de Hermosillo, Ario Bojórquez Egurrola, es una buena noticia la reapertura de empresas en Hermosillo porque es un avance para recuperar los empleos y también la situación económica de los negocios, y saben que la amenaza de un repunte de contagios está latente por lo que el sector se prepara para atender los protocolos sanitarios.

Con la decisión del Consejo Municipal de Salud, encabezado por la alcaldesa Célida López Cárdenas, al cambiar a semáforo naranja el nivel de riesgo epidemiológico de Covid-19, algunos puntos volvieron a la vida como el Centro comercial de la ciudad.

Aunque el panorama económico sigue complicado e incierto a nivel estatal y nacional para muchos es bueno que se haya detenido el desplome en el empleo en Sonora, pues entre marzo y junio alrededor de 37 mil trabajadores asegurados perdieron su puesto por los efectos de la pandemia y el confinamiento, pero en julio la disminución fue mucho menor a los meses anteriores, pues se reportó la baja en el IMSS de mil 595 empleados. La esperanza es que se dé una recuperación gradual de las plazas de trabajo.

Los bloqueos a las vías de comunicación federales siguen en el Sur de Sonora y de nueva cuenta la paralización del tren a la altura de Vícam ha generado un llamado del sector empresarial del País por los daños económicos.

Hay integrantes del pueblo Yaqui que protestan por el uso de su territorio y exigen conocer los acuerdos entre otros miembros de la tribu con autoridades federales, por lo que para expresar su inconformidad decidieron cerrar el paso del tren, lo que ha trascendido a nivel nacional.

Los que alzaron la voz fueron los empresarios nacionales afiliados a la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), presidida por Francisco Cervantes Díaz, ya que denunciaron que están detenidos más de 2 mil carros del tren con mercancías con valor de 561 millones de pesos y que está destinada para proveer a plantas de autopartes, automotrices, cervecera, entre otras.

Justo hoy hace una semana el presidente Andrés Manuel López Obrador estuvo en Vícam para acordar con los yaquis la atención a sus demandas e hizo una serie de compromisos con un grupo de representantes de la etnia sobre sus exigencias de uso del territorio, del derecho de agua y otros temas.

Eso no ha detenido el conflicto en la comunidad Yaqui, donde hay diferencias internas y esto ha impactado obras como el gasoducto Sonora, cuyo contrato es revisado por el presidente AMLO.

Por lo pronto, ninguna autoridad ha atendido el problema, según los manifestantes, y todo apunta a que esta situación persista por buen tiempo porque los yaquis indican que no tienen fecha para reabrir la vía ferroviaria.

Comentarios