No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Mirón y Cía

Cerro de la Campana

Trascendió el choque que tuvieron varios gobernadores con el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell...

Por Cerro de la Campana

Vaya sorpresa que se llevaron los gobernadores porque que mientras la agenda de la Conago estaba centrada en la reactivación por la urgencia de recuperar la salud, la economía y el desarrollo, aseguran que recibieron advertencias de castigos en un intento por “aventar culpas” dada la grave crisis por el Covid.

Trascendió el choque que tuvieron varios gobernadores con el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, en la reunión de ayer pues ocurrió en la junta semanal virtual, encabezada por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Lo que dieron a conocer algunos de los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) es que los funcionarios de Salud les recordaron los lineamientos de un acuerdo federal que contempla sanciones administrativas, civiles y penales a los gobiernos estatales que cambien el color del semáforo epidemiológico que se dicta a nivel nacional; es decir, se tienen que apegar de forma obligatoria.

Entre los gobernadores que cuestionaron a López-Gatell se menciona a Mauricio Vila, de Yucatán; Carlos Joaquín González, Quintana Roo; y Carlos Mendoza Davis, de Baja California Sur, quien de plano dijo que eso era “una afrenta”.

Las críticas, cuentan, fueron sobre lo que consideran es una falta de claridad de pasar de un semáforo nacional que creían era indicativo y ahora es obligatorio, así como de las responsabilidades penales y civiles, de las cuales, dijeron algunos mandatarios estatales, no se les había hablado antes,

Según los audios que se filtraron, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CdMx, pidió aclarar lo que se les había planteado “porque me parece que nunca habíamos llegado a este límite” e incluso propuso otra reunión para que se revisara este asunto. En esta sesión semanal estuvo también la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano.

Como si la situación estuviera para desencuentros, resulta preocupante que esto suceda en medio de la crisis sanitaria con 46 mil fallecimientos por Covid-19 en el País y el desplome económico en el segundo trimestre como efecto de la pandemia por la caída del 18.9% del PIB respecto al mismo lapso del año pasado.

La cita del jueves próximo con el presidente AMLO es muy esperada por los yaquis quienes confían que llegue con acuerdos en mano para resolver sus antiguas demandas sobre su territorio, el agua y los servicios básicos.

A decir del mandatario, no será nada más hablar sino habrá compromisos y les van a cumplir.

El camino para la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Vícam se ha pavimentado con las reuniones de miembros de la etnia con representantes del Gobierno federal, que se han realizado en las últimas semanas.

La agenda principal de la gira es la seguridad pues el mandatario encabezará el jueves próximo la Mesa de Seguridad, en la que estará el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, por lo que se espera un informe detallado de la situación en Sonora ante los hechos violentos que se han presentado en el Estado.

Después de la “mañanera”, el presidente López Obrador inaugurará la presa Pilares, que aunque es considerada una obra que evitará las inundaciones en el Sur de la entidad, hay desacuerdo en la comunidad guarijía, luego seguirá su encuentro con la etnia yaqui.

Por allá estará la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano; el delegado de Bienestar y representante del Gobierno federal en Sonora, Jorge Taddei Bringas, y otros miembros del gabinete de Seguridad.

Comentarios