No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Mirón y Cía

Cerro de la Campana

No ha pasado ni un mes desde que el Gobierno federal recuperó el control de las casetas de peaje en Sonora, y los manifestantes de nueva cuenta se hicieron presentes.

Por Cerro de la Campana

No ha pasado ni un mes desde que el Gobierno federal recuperó el control de las casetas de peaje en Sonora con el retiro de los manifestantes que boteaban y estos de nueva cuenta se hicieron presentes en diferentes puntos de Sonora para dejar el paso libre.

La diferencia ahora es que ya no piden cooperación, ya no hay bote, pues saben que esto molestó mucho al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien criticó fuertemente los “boteos” porque servían a algunos grupos para hacer su negocio de este tipo de protestas.

Tras las millonarias pérdidas de Caminos y Puentes Federales (Capufe) por la toma de casetas de peaje en Sonora y México, el Gobierno de AMLO inició el 16 de enero pasado el operativo Caseta Segura implementado en Sonora con apoyo de la Guardia Nacional para frenar los “boteos” y recuperar el control de estos puntos.

Los integrantes de los movimientos que participan en esta toma de casetas de cobro en la Cuatro Carriles aseguran que luchan por el tránsito libre de los mexicanos y con esto se rompe la tregua que se dio hace unas semanas. A esto se suma, que esta semana se aplicó un incremento a las tarifas de peaje del 3% en promedio en todo el País.

Con muchas ganas de comer tamales de chipilín y chocolate, pero con más de llevarse una cartera de 40 mil cachitos es como tendrán que ir los 100 empresarios invitados a la cena con el presidente AMLO convocada para el miércoles próximo.

Así resuelve el presidente Andrés Manuel López Obrador el famoso lío que se ha generado con el avión presidencial que primero se iba a vender, luego se iba a rifar y ahora lo que se sorteará es dinero, 100 ganadores con 20 millones de pesos cada uno, el 15 de septiembre próximo.

Las reacciones no se hicieron esperar y hay quienes califican este pasaje de bizarro y surrealista pues es la rifa del avión presidencial, donde el premio no será el avión sino una pequeñísima parte del valor de la aeronave, mientras que otros lo ven como una forma de ayudar al pueblo porque con los recursos obtenidos se comprará equipo médico.

De entrada, en esa cena en Palacio Nacional se pretende reunir una bolsa de 20 millones de pesos, luego con la repartición de billetes de lotería se les darán 40 mil cachitos, con valor cada uno de 500 pesos, y cada uno entregaría 20 millones de pesos de esos billetes que vendan, promocionen o regalen; y ese monto por los 100 empresarios que se pretende que participen permitiría recaudar los 2 mil millones de pesos… será una gran noche.

El tema de las pensiones en México es un gran pendiente de la agenda nacional que esta semana estuvo en el “ojo del huracán” por la incertidumbre que se generó con la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre una jurisprudencia que desató el escándalo por el temor a la reducción de las pensiones.

El IMSS, que dirige Zoé Robledo, rechazó que vaya a haber modificaciones al régimen de pensiones, sin embargo el asunto ha tenido la mirada de expertos y de los empresarios como Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Coparmex, quien considera que debe trabajarse en un nuevo sistema que contemple cuatro principios:

Que alcance para todos, que sea suficiente para un retiro digno, que haya solvencia de recursos y justicia para los trabajadores.

Comentarios