No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Cerro de la Campana

Tras el llamado tajante del presidente AMLO para que no se tomen las casetas de peaje para pedir dinero y a los conductores a no cooperar con esos “boteos”, el escenario parece que cambiará para los manifestantes que han tenido bajo control estos puntos de Sonora y México.

Por Cerro de la Campana

Tras el llamado tajante del presidente AMLO para que no se tomen las casetas de peaje para pedir dinero y a los conductores a no cooperar con esos “boteos”, el escenario parece que cambiará para los manifestantes que han tenido bajo control estos puntos de Sonora y México.

Las millonarias pérdidas por la toma de casetas de cobro en las carreteras operadas por Caminos y Puentes Federales (Capufe) de casi 4.5 millones de pesos diarios durante 2019 sacudieron al Gobierno que decidió lanzar un operativo con la Guardia Nacional para recuperar el control en Sonora, Puebla, Querétaro y Cuernavaca.

Con el operativo Caseta Segura se pretende poner en orden la operación de las casetas de peaje tomadas en diferentes estados del País bajo diversos argumentos desde defender el tránsito libre hasta hacer exigencias sociales, pero ya el presidente Andrés Manuel López Obrador les dijo a estos colectivos que estas tomas de casetas podían hacerse en el pasado “cuando había autoridades corruptas, pero ahora la corrupción ya no existe”.

A pesar de ser un delito federal que se castiga con 30 años de cárcel, la toma de casetas se volvió una práctica normal en todo el País durante más de ocho años porque no pasaba nada y, lo peor, es que también se convirtió en un negocio muy lucrativo para algunos, lo que aseguran, acabará.

Los conductores cooperaban con los manifestantes que permitían el paso libre porque tampoco están contentos con las tarifas de peaje, que son consideradas caras, y porque Capufe ha sido visto como “la caja chica” del Gobierno en turno.

La repartición del pastel de más de 119.7 millones de pesos para los partidos de Sonora ya se hizo en la que Morena, el PRI y el PAN se llevan las tajadas más grandes.

En la sesión de ayer del Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, presidido por la consejera Guadalupe Taddei Zavala, aprobaron de forma unánime la distribución del dinero público para este año para los siete partidos que obtuvieron al menos 3% de la votación en la última elección.

En la suma del financiamiento público y el dinero para actividades específicas Morena consiguió allegarse 34.1millones de pesos, el PRI 26.9 mdp y el PAN 22.3 mdp, los restantes 36.2 mdp serán para del PT, MC, PVEM y Nueva Alianza.

La voz autorizada en México para abordar el tema del coronavirus es el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, quien tiene lazos profesionales muy fuertes en Sonora por su larga trayectoria en diversos cargos en instituciones de Salud en esta región.

El doctor Alomía Zegarra fue anunciado ayer por la Secretaría de Salud del Gobierno federal como el vocero que hará las actualizaciones sobre el coronavirus que tiene al mundo en vilo con la decisión que tome hoy la Organización Mundial para la Salud si declara una emergencia.

Además de sus estudios de especialidad en EU, en la carrera del doctor Alomía en Sonora destacan sus estudios de maestría hechos en el Instituto Sonorense de Administración Pública, su labor en el Isssteson como médico epidemiólogo, sus cargos en la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del Estado, en la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Emergencias en Salud, como director de Salud Pública de 2012 a 2015, en la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Emergencias en Salud, también estuvo en el HIES y a finales del 2018 fungió como director de Prevención y Control de Enfermedades en los Servicios de Salud de Sonora.

Comentarios