No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Cerro de la Campana

La bancada del PAN rechazó el paquete fiscal propuesto por la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y en un acto de protesta...

Por Cerro de la Campana

La primera confrontación por el presupuesto estatal 2020 entre los diputados se dio fuera del Congreso del Estado con la exposición de las posturas de los diputados panistas y priistas.

La bancada del PAN rechazó el paquete fiscal propuesto por la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y en un acto de protesta, los tres diputados coordinados por Gildardo Real acudieron la mañana de ayer a la Secretaría de Hacienda a regresar la iniciativa de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos.

Esa acción tuvo respuesta inmediata del coordinador del grupo parlamentario del PRI, Rogelio Díaz Brown, quien les dijo que el análisis y el proceso de aprobación del presupuesto se hace en el Poder Legislativo, donde aseguró que hay apertura para la discusión.

Los panistas consideran que el documento contiene deficiencias serias en su elaboración y que no es justo ni equitativo, pues dicen que en vez de hacer un presupuesto que considere el importante recorte de recursos de la Federación, el Gobierno estatal le da prioridad al gasto corriente y al uso discrecional al dinero.

Para los priistas, el presupuesto está justificado porque los recursos federales para Sonora no están definidos y de no contar con ellos se afectarían obras como el Hospital General de Especialidades y otras que se realizan en la entidad.

De resultar favorecido el Estado con el presupuesto federal y si se cubren las necesidades, indicó Díaz Brown, se podría ver la posibilidad de no solicitar el crédito por mil 300 millones de pesos que propone la administración estatal.

Con estas diferencias de arranque entre tricolores y albiazules se anticipa una intensa disputa en el Congreso y aún falta conocer la postura que asumirá el resto de las bancadas, especialmente la de Morena.

**

Tras una prolongada sesión en una sede alterna, los diputados federales de Morena veían la posibilidad de amanecer hoy con el Presupuesto de Egresos de la Federación aprobado en lo general y lo particular, si todo avanzaba como estaba planeado.

Ante el bloqueo de más de una semana de la Cámara de Diputados se decidió sesionar ayer en las instalaciones de la Expo Santa Fe, en la CDMX, para continuar la sesión abierta del 6 de noviembre pasado y cumplir con la aprobación del presupuesto del 2020, cuyo plazo venció el 15 de noviembre pasado.

 El PEF ha desatado inconformidad de organizaciones campesinas que mantenían el bloqueo y de los partidos de oposición; el PRI advertía ayer que asistieron a la sesión para no rehuir a su responsabilidad, pero que sus 47 diputados lo votarían en contra.

Los panistas, que anunciaron que no acudirían a la sesión, criticaron diversos puntos como que los recursos federales destinados a programas sociales no tenían reglas de operación, además de que el dictamen lo tuvieron sólo unas horas antes para revisarlo.

Los posicionamientos subieron de tono durante la noche, pues el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, acusó a los legisladores del PAN de no asistir porque estaban acostumbrados a los “moches”. 

Mario Delgado adelantó que sí hicieron ajustes al presupuesto original enviado por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y habría reasignaciones por 17 mil millones de pesos para los organismos autónomos como el INE y la CNDH.

Hay analistas a los que no les sorprende ni el "mayoriteo" o los dictámenes de última hora para aprobaciones “fast track” porque lamentablemente eso también consta en la historia legislativa de los partidos que hoy son oposición.

Comentarios