No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Proyecto Puente

Célida López y Hermosillo, la carta de presentación de Morena

Se ha cumplido un año de los gobiernos municipales de Morena en Sonora.

Por Luis A. Medina

Se ha cumplido un año de los gobiernos municipales de Morena en Sonora. En la opinión pública y publicada (la mayoría de los analistas, medios de comunicación), en las redes sociales (con excepción de las válidas quejas e inconformidades por las calles de la capital y la inseguridad que recorre todo el Estado), el Gobierno de Hermosillo que encabeza Célida López Cardenas es el que tiene mejores resultados del partido en los ayuntamientos.

Los datos duros y hechos inobjetables, lo que se puede comprobar, ahí están: Desde el control administrativo del Municipio, el servicio de basura regulado y administrado por un profesional como es Norberto Barraza, el trabajo en conjunto con la sociedad civil para limpiar y rescatar la Ciudad, el rescate de las Fiestas del Pitic, la coordinación con todos los grupos sociales y empresariales en los temas importantes, una administración libre de escándalos de corrupción hasta hoy porque los ciudadanos no le perdonarían un solo hecho de robo público u cualquier clase de exceso, la incorporación de profesionales a puestos clave en la administración pública municipal, la lucha por bajar el pago del servicio concesionado de luz (el peor robo de la historia de la capital que amarró legalmente las finanzas del Municipio) que al menos se pagará la mitad al mes, la integración de demandas contra priistas de la pasada administración sin hacer escarnio público pero que están en curso, sientan las bases para lo que viene.

Ciertamente que Hermosillo demanda más. Cada año vemos el mismo espectáculo de baches en las calles. Hoy no fue la excepción. Se anunció un programa de recuperación de vialidades de concreto, pero que debe de ser permanente.

La inseguridad se está atacando con el nuevo enfoque policiaco militar. Todo lo contrario sucede en el resto de los municipios de Morena. Cajeme, por ejemplo, está sumido en la inseguridad. Ahora los cuestionamientos de posibles actos de corrupción por compras de terrenos y servicios no aclarados, dejan muy mal paradas a las autoridades municipales.

Diferentes sectores en Cajeme coinciden en que el alcalde Sergio Pablo Mariscal no escucha. Se ha cerrado a la critica y a oír voces que le dicen la verdad. Su vida privada es ya motivo de pláticas de café por toda la ciudad. Se enfrentó con Alfonso Durazo en el nombramiento de los puestos de seguridad, cosa que Célida López acató pese a no estar de acuerdo, entre otros muchos problemas más que atraviesa Cajeme que pintan a un Gobierno de envejecimiento prematuro. Nogales, con José Luis Pujol, de bajísimo perfil. Un año donde la noticia más importante fue el casamiento del alcalde con una funcionaria municipal.

Guaymas, Sara Valle nomás no entiende que no entiende. La inseguridad, el mal manejo de comunicación y redes sociales, la ausencia de una agenda de Gobierno tangible, las denuncias de nepotismo en su administración, han marcado su primer año. Navojoa, un Municipio donde desde el primer mes los escándalos de corrupción, iniciado con la compra de vales de gasolina no ha parado. Aunado a la inseguridad y renuncias que han sacudido al gabinete. Empalme, ahogado por la violencia. Se tuvo que cancelar la celebración del “Grito” al no existir condiciones de seguridad.

Así celebra sus primeros 365 días. Eso lo dice todo. San Luis Río Colorado en la misma línea: Entre los escándalos de regidores morenistas por vínculos sospechosos hasta la violencia sin cesar. Esos son los municipios de Morena en Sonora. Hermosillo es la excepción. Las críticas a Célida López por venir del PAN son inverosímiles.

Andrés Manuel López Obrador viene del PRI, fue fundador del PRD. Las dos son hoy estructuras corruptas. En Morena hay priistas, panistas, padrecistas, emecistas, ex perredistas, empresarios, periodistas, organizaciones, todo cabe ahí. Es un Movimiento social heterogéneo. Se esté o no de acuerdo eso son. En Morena debieran cerrar filas con Hermosillo y su alcaldesa. Lleno de problemas y retos pero es lo más estable y mejor que tienen en sus municipios.

Algunos podrán decir: ¿Si es lo mejor, cómo estará el resto? Como lo describí líneas arriba: En desastres y administrando inercias la mayoría. Le reclaman morenistas a Alfonso Durazo que no ponga orden en el Congreso o algunos municipios, pero sin querer asumir la responsabilidad que a cada uno le corresponde. Urge una autocrítica en Morena. Que se pongan frente al espejo para ver en qué han fallado en el Congreso del Estado, sus municipios, legisladores federales, que, salvo Wendy Briseño, Lorenia Valles, la agenda de temas de Lily Téllez, el resto brilla por su ausencia y resultados.

Comentarios