Tendencias
Cintilla de tendencias

Bloqueo yaqui

Empleo en Sonora

Vacunación en Sonora

Garitas

Visitan todo el año a “La Morenita” en Ciudad Obregón

Ubicado a 18 kilómetros de la salida Sur de Ciudad Obregón, los creyentes de Cajeme y sus comunidades aledañas se dan cita en el lugar para subir los más de 170 escalones y platicar con “La Morenita”.

Avatar del

Por Mayra Echeverría

Carlos, velador del sitio, comentó que no hay día que pase sin que la Virgen reciba sus visitas y que ahorita por el clima la gente va o muy temprano o ya que cae el Sol.

Carlos, velador del sitio, comentó que no hay día que pase sin que la Virgen reciba sus visitas y que ahorita por el clima la gente va o muy temprano o ya que cae el Sol.

CIUDAD OBREGÓN, Sonora.-A cumplir mandas, realizar oración, hacer una petición o simplemente a visitarla, sin importar qué fecha del año sea, decenas de visitantes acuden al Cerrito de la Virgen de Guadalupe día con día.

Ubicado a 18 kilómetros de la salida Sur de Ciudad Obregón, los creyentes de Cajeme y sus comunidades aledañas se dan cita en el lugar para subir los más de 170 escalones y platicar con “La Morenita”.

Te puede interesar: Tiene el Mocúzarit la mejor captación en junio-julio en 20 años

Al llegar al pie de la imagen de la Virgen se pueden apreciar cientos de placas de agradecimientos, peticiones, fotografías de personas desaparecidas, y muchos mensajes de gratitud por la salud, trabajo y por estar siempre presente con milagros personales.

También arreglos florales y veladoras de todos tamaños no pueden faltar, mismas que se pueden comprar en el lugar en un “intercambio de fe”, ya que no hay quien atienda el puesto, sólo está el producto y una caja para depositar su costo.

Te puede interesar: Recurso de regularización de vehículos se destinará a pavimentación de calles en Ciudad Obregón

Cecilia Bojórquez, visitante, comentó que aprovechó que el día estaba nublado para ir al cerrito y permanecer en el sitio por unas cuantas horas.

Me di el lujo de conversar de todo con María, sin olvidar de ninguna forma, al hijo y al padre, por qué ellos son los que mueven todo, pero en la fe católica, ella es una maravillosa intercesora, por eso la vine a visitar”, comentó.

No tiene la costumbre de ir muy seguido, dijo, siempre disfruta mucho su estadía en el lugar.

Carlos, velador del sitio, comentó que no hay día que pase sin que la Virgen reciba sus visitas y que ahorita por el clima la gente va o muy temprano o ya que cae el Sol.

En esta nota

Comentarios