GA4 - Google Analitycs
Tendencias
Cintilla de tendencias

Universidad de Sonora

Agua de Hermosillo

Remesas

Garitas

Pasean en su Bentley 1932 por las calles de Obregón

Desde que empezaron su historia juntos hace 50 años, para esta pareja los automóviles antiguos han sido parte importante.

Avatar del

Por Mayra Echeverría

Desde que empezaron su historia juntos hace 50 años, para esta pareja los automóviles antiguos han sido parte importante.(Especial)

Desde que empezaron su historia juntos hace 50 años, para esta pareja los automóviles antiguos han sido parte importante. | Especial

CIUDAD OBREGÓN, Sonora.-Rubén Ochoa y Rosario Armenta tienen 50 años de casados, y desde que empezaron su historia juntos los automóviles antiguos han sido parte importante, hoy en día disfrutan de pasear por las calles de la ciudad en su Bentley del año 1932, color rojo.

Compartieron que para poder realizar su boda, Rubén tuvo que vender su primer carro antiguo y con ello realizaron una linda fiesta donde tocó una orquesta, y les alcanzó también para los muebles y la luna de miel.

El cajemense de 74 años de edad, comentó que desde que era joven tuvo interés por este tipo de automóviles y que forman parte de su día a día, ya que se dedica a la restauración, oficio que también ha enseñado a sus hijos.

Te puede interesar: “La Cucu” tiene un hogar desde hace dos años gracias a la adopción

Comentó que no cuentan con automóviles más recientes o modernos y que realizan todas sus actividades en las antigüedades que poseen, lo que causa asombro entre los que los observan.

Este carro tendrá unos veinte años con nosotros, siempre tenemos la costumbre de salir en él, la gente nos felicita, nos dice que bonita pareja, la pasamos muy bien, nos paseamos en la tarde, a veces solos, a veces con los nietos, y hacemos nuestras actividades”, resaltó.

Atraen las miradas de la gente con su fascinante vehículo

Rosario Armenta de Ochoa, manifestó que personas de todas las edades, desde niños pequeños hasta adultos se impresionan con su vehículo y que los saludan cuando los ven e inclusive los siguen para observar mejor.

Me siento orgullosa de mi esposo, de mis hijos, que están en su taller de carrocería y pintura, trabajan muy bien, ya siento normal pasearme en este tipo de carros, en este vamos al súper y a todos lados, también participamos en desfiles navideños”, señaló.

Destacó que además de este vehículo, tienen otro del estilo, y que a diferencia de otros dueños de este tipo de automóviles, ellos si le sacan provecho y no lo mantienen guardado


En esta nota

Comentarios